7 bares originales para viajeros que huyen de lo convencional

371 Visitas

5 de enero de 2016

7 bares originales para viajeros que huyen de lo convencional

Al igual que sucede con muchos hoteles y restaurantes, en Holanda encontramos bares y cafés para todos los gustos, con temáticas singulares o ubicaciones un tanto inusuales, como por ejemplo iglesias. Es el caso del Café Olivier de Utrecht, conocido por su extensa carta de cervezas de origen belga. Pero que su pequeña entrada de ladrillos no te engañe, porque el interior es el de una impresionante iglesia de techos abovedados, vidrieras de colores e incluso un órgano antiguo. Su interior, sin embargo, es bastante acogedor y varios gatos se pasean dentro y en los alrededores del café. Si en cambio no eres un gran amante de los gatos pero sí de la cerveza, pásate por el Jopenkerk en la ciudad de Haarlem. En esta antigua iglesia convertida en cervecería, restaurante y café, los clientes podrán observar el proceso de elaboración de la cerveza. En 2013 ganaron el premio al ‘Bar más bonito de Holanda’.

Leer más

Al igual que sucede con muchos hoteles y restaurantes, en Holanda encontramos bares y cafés para todos los gustos, con temáticas singulares o ubicaciones un tanto inusuales, como por ejemplo iglesias. Es el caso del Café Olivier de Utrecht, conocido por su extensa carta de cervezas de origen belga. Pero que su pequeña entrada de ladrillos no te engañe, porque el interior es el de una impresionante iglesia de techos abovedados, vidrieras de colores e incluso un órgano antiguo. Su interior, sin embargo, es bastante acogedor y varios gatos se pasean dentro y en los alrededores del café.  Si en cambio no eres un gran amante de los gatos pero sí de la cerveza, pásate por el Jopenkerk en la ciudad de Haarlem. En esta antigua iglesia convertida en cervecería, restaurante y café, los clientes podrán observar el proceso de elaboración  de la cerveza. En 2013 ganaron el premio al ‘Bar más bonito de Holanda’.

Para los amantes de la cafeína hay un nuevo templo para el café y las buenas conversaciones en la reformada abadía del siglo XVIII en la provincia de Limburg. La Brasserie Abshaove Café  ofrece lattes y sándwiches en vez de liturgias y sermones. El nuevo café ofrece un ambiente cálido en cuyos muros podrás contemplar obras de artistas locales.

Y del ambiente suntuoso de las iglesias al calor veraniego de un chiringuito tropical. Si no quieres despedirte del buen rollo veraniego ni siquiera en invierno, el Aloha Bar en Rotterdam es tu bar. Ubicado en una piscina abandonada de los años ochenta, tiene una de las mejores vistas al río Maas y al skyline de la ciudad. Mantiene ciertos guiños ochenteros, como los carteles luminosos originales, y una decoración muy agradable gracias a la abundancia de plantas y el mobiliario Art Decó. Relájate en una de sus tumbonas al borde de la piscina vacía en este pequeño paraíso cerca del centro de Rotterdam.

Damos ahora un salto a Ámsterdam para encontrar otros bares singulares. Uno de los más conocidos es Brouwerij ‘t IJ, una cervecería situada en una antigua casa de baños de Ámsterdam. Su producción de cerveza lleva en funcionamiento desde 1985, cuando el músico Kasper Peterson comenzó la elaboración casera de este producto tras enamorarse de la cerveza belga en una gira con su grupo de música. El esfuerzo tuvo sus frutos y el Brouwerij ‘t IJ se ha convertido en una de las más grandes y conocidas fábricas de cerveza en Holanda. Además tiene otro gran reclamo: está situado junto al molino de viento más grande de Holanda.

Y si en vez de cerveza preferimos los wiskis y los cócteles elaborados, mejor teletransportarnos a la atmósfera neoyorquina de los 70 del bar Apt. Será como estar en un set de Man Men, solo que con una vuelta de tuerca: las paredes se convierten en suelo y los suelos y techo en paredes, así que cuidado con tomar algún cóctel de más. En este pequeño bar, escondido en el histórico edificio Odeon de Ámsterdam, podrás disfrutar de íntimos conciertos de jazz desde los sofás, mientras ves al camarero preparar los cócteles bajo una lámpara de laboratorio.

También los amantes de los gatos pueden encontrar su bar ideal en el primer “Cat café” de Holanda. Kopjes cuenta con siete gatos seleccionados en base a su temperamento y su grado de interacción con otros gatos y personas. Puede hacer las delicias de hasta 20 personas, que podrán acariciar y jugar con tranquilidad con los inquilinos felinos del local, ya que están adecuadamente vacunados y desparasitados.

Más información:

http://utrecht.cafe-olivier.be/

http://www.jopenkerk.nl/haarlem/

http://www.brasserieabshoven.nl/

http://www.alohabar.nl/

http://www.brouwerijhetij.nl/

http://apt.amsterdam/en

http://www.kattencafekopjes.nl/