Abre sus puertas Micropia, el primer zoo de microorganismos del mundo

545 Visitas

13 de octubre de 2014

Abre sus puertas Micropia, el primer zoo de microorganismos del mundo

En pleno corazón de Ámsterdam y dentro de uno de los zoológicos más bellos de Europa, acaba de abrir sus puertas Micropia, el primer zoo de microbios del mundo que permitirá al público profano aprender más acerca de la vida invisible que nos rodea.

Leer más

En pleno corazón de Ámsterdam y dentro de uno de los zoológicos más bellos de Europa,  acaba de abrir sus puertas Micropia, el primer zoo de microbios del mundo que permitirá al público profano aprender más acerca de la vida invisible que nos rodea.

Micropia es mucho más que una ‘exposición de microbios’. Es también un laboratorio donde muchos de los organismos que se presentan están vivos, y donde ha sido necesario reproducir las condiciones de vida de estos microorganismos para que puedan ser observados en este contexto. La puesta en escena se completa con material fotográfico espectacular, muestras interactivas y visores 3D que permiten cómo se mueven los microbios, cómo se alimentan y se reproducen. También encontramos otras sorpresas, como un escáner especial que permite visualizar todos los microbios que habitan en nuestro cuerpo, buenos y malos, y que son generalmente unos 100.000 millones por persona. Otro escáner nos permite ver qué cantidad de microorganismos se intercambian en un simple beso. Un museo para observar y experimentar la relación entre los microbios y el propio visitante.

Han sido necesarios doce años de investigación para hacer realidad este proyecto que pretende acercar la microbiología al público general desde una edad temprana. Es imposible entender la interconectividad del mundo natural sin un conocimiento de los organismos vivos más poderosos, y a la vez, más pequeños. Como aseguran desde Micropia “el público general está muy distanciado del mundo de la ciencia. Si hay alguna percepción general sobre este micro-mundo invisible, ésta conlleva seguramente una asociación negativa. Es importante que el público general  apoye el trabajo científico e iniciativas como Micropia pueden ser clave a la hora de despertar el interés desde una edad temprana.”.

Más información: http://www.micropia.nl/en/