Del Bosco a Bruegel, pioneros de la pintura costumbrista

176 Visitas

26 de agosto de 2015

De El Bosco a Bruegel, pioneros de la pintura costumbrista

Bienvenidos a un mundo de prostíbulos, fiestas, campesinos y charlatanes. Bienvenidos a la revolución pictórica que protagonizaron tres generaciones de artistas holandeses y que ahora recoge el Museo Boijmans van Beuningen de Rotterdam en su exposición más importante este otoño: De El Bosco a Bruegel - Descubriendo la vida cotidiana, un recorrido por la pintura de género del siglo XVI

Leer más

Bienvenidos a un mundo de prostíbulos, fiestas, campesinos y charlatanes. Bienvenidos a la revolución pictórica que protagonizaron tres generaciones de artistas holandeses y que ahora recoge el Museo Boijmans van Beuningen de Rotterdam en su exposición más importante este otoño: Del Bosco a Bruegel - Descubriendo la vida cotidiana, un recorrido por la pintura de género del siglo XVI.

Durante siglos, las pinturas al óleo sobre tabla representaban escenas religiosas o retratos. Pero hacia el año 1500 los pintores comenzaron a prestar atención a las escenas del día a día. Y esa cotidianidad se convirtió en su nueva fuente de inspiración. Pero lejos de representar a los piadosos prefirieron pintar curanderos, charlatanes, borrachos y mendigos. Ellos utilizaron sus pinceles para trazar una mofa de la respetabilidad. Por eso, la mayoría de las escenas que podrán verse en esta exposición son satíricas, con lecciones morales pero también bromas sobre el sexo, el alcoholismo y la miseria.

Jerónimo Bosch (El Bosco) fue el primer artista que empezó a pintar escenas de este tipo a principios del S. XVI, aunque únicamente unas pocas han llegado hasta nuestros días. El vendedor ambulante, que muestra a un vagabundo con un burdel a su espalda y que precisamente se conserva en el Museo Boijmans van Beuningen (junto a otras tres más del pintor) es una de las más famosas. Pero sin duda la obra más esperada de la exposición será El Carro de Heno, una de las obras maestras del Bosco que después de 450 años viajará desde el Museo del Prado a Holanda. El gran tríptico está dedicado al pecado y muestra en primer plano imágenes con frailes, borrachos, sacamuelas, músicos felices y gitanos que predicen el futuro. Encima del carro de heno se ve a una pareja enamorada, con un ángel a ambos lados y un diablo. La obra llegará a Rotterdam en un excelente estado de conservación después de haber sido restaurando hace pocos años.

Otros de los pioneros a los que la muestra hará referencia serán Lucas van Leyden y Pieter Bruegel El Viejo, quien elevó a la categoría de obras maestras de la historia del arte europeo sus escenas de banquetes de campesinos y músicos. Su obra es además extremadamente reducida y los museos rara vez prestan sus óleos. También se hará alusión a otros pintores revolucionarios en este género como Lucas van Leyden, Pieter Aetsen o Jan Sanders van Hemessen.

Serán unas 40 obras que llegarán a Rotterdam procedentes de importantes museos y colecciones privadas. La exposición incluirá también manuscritos y otros objetos. Para los responsables del Museo Boijmans van Beuningen esta muestra es un sueño hecho realidad.

La exposición se inaugura el 10 de octubre y podrá verse hasta el 17 de enero.

Más información: www.boijmans.nl/nl/