Dulces navideños en Holanda

54 Visitas

18 de octubre de 2016

Dulces navideños en Holanda

Los ‘oliebollen’ y los ‘appelbeignets’ son los dulces navideños por excelencia en Holanda. Disfrutar de estas pequeñas delicias en nochevieja, acompañadas de una copa de champán, es una tradición culinaria para celebrar la entrada en el año nuevo.

Leer más

Los ‘oliebollen’ y los ‘appelbeignets’ son los dulces navideños por excelencia en Holanda. Disfrutar de estas pequeñas delicias en nochevieja, acompañadas de una copa de champán, es una tradición culinaria para celebrar la entrada en el año nuevo.

Los ‘oliebollen’ son unas pequeñas bolas hechas con una masa de harina, huevos, levadura y leche, fritas en aceite caliente. A veces, se utiliza cerveza en lugar de levadura, y uvas pasas, cáscara confitada o manzana como ingredientes extras. Y por supuesto, es imprescindible espolvorear los ‘oliebollen’ con azúcar glas. Por su parte, los ‘appelbeignets’ son rodajas de manzana rebozadas en una masa dulce y servidas con canela y azúcar.

Puestos callejeros

Sin duda, ambos dulces se convierten en bocados imprescindibles para los holandeses durante las fechas navideñas. Y muchos puestos callejeros surgen en esta época para deleite de los más golosos, que pueden adquirir estas delicias de camino a casa para comerlas acompañadas de una taza de café caliente. Así que si viajas a Holanda en estas fechas, ¡no te olvides de probar estos dulces navideños!.