No hay Navidad sin pepernoten

68 Visitas

2 de noviembre de 2015

No hay Navidad sin pepernoten

¿Qué sería de la navidad holandesa sin el pepernoten? Este dulce navideño, cuyo origen se remonta al siglo XVI, es un clásico entre los holandeses en estas fechas. Son pequeñas galletas elaboradas con jengibre, pimienta y distintas especias, que se incorporaron a la receta en el siglo XVIII, cuando éstas se empezaron a importar desde Asia. El pepernoten se degusta con motivo de la fiesta de San Nicolás, quien según la tradición reparte estos dulces entre los más pequeños.

Leer más

¿Qué sería de la navidad holandesa sin el pepernoten? Este dulce navideño, cuyo origen se remonta al siglo XVI, es un clásico entre los holandeses en estas fechas. Son pequeñas galletas elaboradas con jengibre, pimienta y distintas especias, que se incorporaron a la receta en el siglo XVIII, cuando éstas se empezaron a importar desde Asia. El pepernoten se degusta con motivo de la fiesta de San Nicolás, quien según la tradición reparte estos dulces entre los más pequeños.

Hoy en día el pepernoten es para los holandeses lo que el turrón para los españoles. Es decir, no hay Navidad que se precie sin llevarse a la boca este tradicional dulce. La mayor parte de estas galletas se producen en ‘Van Delft’, la fábrica de pepernoten más grande y antigua de toda Holanda, ya que abrió sus puertas en el siglo XIX. Esta fábrica elabora más de 3 mil millones de pepernoten cada año y ha sido el principal proveedor desde 1880.

Y para deleite de los amantes del pepernoten, sus dueños han abierto en el último año diez tiendas propias a lo largo de toda Holanda en las que ofrecen sus productos directamente al público. Ámsterdam, Groningen, Rotterdam, Arnhem y La Haya, donde hay una tienda ‘pop-up’ (temporal), son algunas de las localidades holandesas en las que ya se pueden encontrar estas galletitas en los establecimientos de su fabricante original.

Allí los más golosos tienen la oportunidad de probar 50 tipos de pepernoten de distintos sabores como jengibre, anís, canela, chocolate, yogur, manzana, tiramisú o caramelo. Además, en estas tiendas se pueden encontrar otros productos típicos de la Navidad holandesa como las galletas taai-taai o las speculaas.