El museo Kröller-Müller presenta: Van Gogh & compañía, recorrido por la colección

178 Visitas

23 de febrero de 2015

El museo Kröller-Müller presenta: Van Gogh & compañía, recorrido por la colección

Durante el año temático ‘Van Gogh, 125 años de inspiración’, el museo Kröller-Müller presenta la exposición Van Gogh & Co. Recorrido por la colección. Las naturalezas muertas, los motivos naturales, los paisajes urbanos y las figuras humanas de los cuadros de Vincent van Gogh se comparan con obras del mismo género de artistas contemporáneos.

Leer más

Durante el año Van Gogh 2015, cuyo tema es ‘125 años de inspiración’, el museo Kröller-Müller presenta la exposición Van Gogh & Co. Recorrido por la colección. Las naturalezas muertas, los motivos naturales, los paisajes urbanos y las figuras humanas de los cuadros de Vincent van Gogh se comparan con obras del mismo género de artistas contemporáneos. La exposición incluye más de cincuenta cuadros y dibujos de Van Gogh y una cantidad aún mayor de otros artistas, tales como François Bonvin, Floris Verster, Odilon Redon, Henri Fantin-Latour, Paul Gabriël, Paul Cézanne, Adolphe Monticelli y Claude Monet.

Los primeros cuadros que pintó Vincent eran naturalezas muertas, un género que siguió usando durante toda su carrera artística. Algunas naturalezas muertas se pueden considerar incluso como un tipo de autorretrato, como es el caso de Naturaleza muerta con plato de cebollas, en el que agrupa objetos que guardan relación con su vida diaria. La exposición ofrece la oportunidad de observar naturalezas muertas del periodo neerlandés y francés de Van Gogh junto con obras de otros artistas, tales como François Bonvin y Floris Verster. La Naturaleza muerta con molinillo de café, caja de pipa y jarra se parece mucho a la Naturaleza muerta: jarras y sombreros de Bonvin del mismo periodo. Las naturalezas muertas con flores que Van Gogh pintó tras su llegada a París se comparan con obras de, por ejemplo, Henri Fantin-Latour, que gozaba de mucha fama como pintor de bodegones de flores

Van Gogh empezó a usar motivos florales durante su periodo neerlandés (temprano) y lo siguió haciendo durante toda su carrera artística. Durante su estancia en la Provenza, pintó, por ejemplo, Cipreses con dos figuras femeninas. Paul Cézanne, que tenía unos años más que Van Gogh, pintó una imagen similar de un camino en su cuadro Camino del estanque. También se observan otros ejemplos, de Johan Thorn Prikker, así como El barco-estudio de Claude Monet.

Durante su estancia en París, Van Gogh pintó paisajes urbanos, sobre todo de las afueras: su Vista de Montmartre con molinos de viento es uno de los más famosos. Maximilien Luce también pintó vistas de París, tales como Terreno en Montmartre, Rue Championnet. Los paisajes urbanos eran también uno de los temas favoritos de artistas neerlandeses como George Breitner e Isaac Israels.

La figura humana está presente en toda la obra de Vincent van Gogh, desde los primeros campesinos que pinta en Nuenen, hasta los conocidos retratos de amigos y conocidos en Arles, tales como L’Arlésienne (retrato de la Señora Ginoux). Van Gogh admiraba los retratos de Adolphe Monticelli y las figuras de Jean-François Millet, que también se muestran.

Más información: www.kmm.nl