Los mercados de Delft

1 Visitas

Los mercados de Delft atraen a visitantes del mundo entero. Los clientes habituales de Delft hacen sus compras junto a docenas, incluso cientos de visitantes de las ciudades cercanas. A los turistas les encanta curiosear por los numerosos tenderetes. Puestos de flores llenos de color, comerciantes que venden queso y otros productos frescos, e innumerables antigüedades, libros y baratijas... Los mercados de Delft están en el centro de la ciudad, y son una de sus principales atracciones turísticas.

El mercado general y el mercado de flores

El jueves es día de mercado en Delft. Unos 150 puestos se acumulan en el mercado general, entre el edificio del Ayuntamiento y la iglesia Nieuwe Kerk. La plaza se llama, muy apropiadamente, ‘De Markt’, o Plaza del Mercado. Aquí puedes comprar queso, pescado, verdura, pan, frutos secos y otros alimentos. Además de productos frescos, los comerciantes venden también ropa, accesorios para bicicletas y artículos electrónicos. En los alrededores hay pubs y terrazas al aire libre donde tendrán mucho gusto en servirte una taza de café si necesitas descansar un rato.

El mercado de flores está en el Brabantse Turfmarkt, a cinco minutos andando del mercado general. Cada jueves, este encantador trocito de la ciudad se transforma en un colorido paisaje lleno de puestos con miles de flores. Los sábados se celebra en este mismo lugar una versión más pequeña del mercado general, con unos 50 puestos.

El mercado de antigüedades

El mercado semanal de arte y antigüedades lleva ya años atrayendo a turistas que vienen a pasar el día visitando esta hermosa ciudad y buscando gangas. Éste es el lugar idóneo para encontrar esos candelabros, la cerámica antigua o la obra de un artista desconocido que estás buscando. ¡Quién sabe, tal vez hasta encuentres un cuadro desconocido de Vermeer en uno de los puestos!

El mercado de antigüedades y artículos de época está abierto los jueves y los sábados, desde abril hasta octubre inclusive. Los jueves se celebra a lo largo del canal en la calle Hippolytusbuurt. Los sábados el mercado es más grande, e incluye un mercadillo de libros. Se extiende por el Voldersgracht y los canales de las calles Hippolytusbuurt y Wijnhaven.