Los molinos de Kinderdijk

40 Visitas

En ningún álbum de fotos de un viaje a Holanda puede faltar una imagen de los molinos de viento de Kinderdijk. Los 19 molinos se construyeron alrededor de 1740 como parte de un sistema más amplio de gestión de agua con el que se evitaban las inundaciones. En la actualidad, son un símbolo de la gestión del agua en Holanda.

Fabulosos momentos de postal

Los molinos están alineados en dos filas, una frente a la otra, y forman una vista espectacular. El carácter singular de la zona se vio recompensado en 1997 con el reconocimiento de la UNESCO.

En julio y agosto podrás ser ver los 19 molinos en funcionamiento. Sin embargo, es en invierno cuando se capturan los momentos más hermosos, cuando las familias patinan sobre hielo a lo largo de las hileras de molinos.

Un paisaje holandés como ningún otro

Si quieres ver molinos de viento en Holanda, debes visitar los molinos de Kinderdijk. Situados a tan solo 25 kilómetros de Róterdam, los molinos te ofrecen unas imágenes de postal y te muestran con absoluta fidelidad cómo vivían los molineros y sus familias.