Ruta de los molinos de Kinderdijk

11 Visitas

Holanda es famosa por sus bicis, sus astilleros, sus vías acuáticas y…. sus molinos. Esta ruta en bicicleta te llevará por los molinos más interesantes, todos fácilmente accesibles con el ferry Waterbus.

Empieza tu ruta en la parada del Waterbus de Erasmusbrug (marcada con una A en el mapa), en la calle “Willemskade”, junto a la empresa de excursiones en barco Spido. Este pontón también lo utilizan los ferrys Aqualiner que van a Katendrecht y al área portuaria de Heijplaat-RDM. Sube a bordo con tu bicicleta y compra un billete de ida y vuelta en el día donde el sobrecargo para ir a Kinderdijk. Tu bicicleta viaja gratis. Baja en la parada de Alblasserdam Kade (marcada con una B en el mapa).

Cuando bajes del ferry, sigue derecho hasta el final de la calle y cruza el puente pequeño verde. El edificio que hay aquí es la Oficina de Turismo y su cafetería, con un café extraordinario y productos locales. La oficina también alquila bicicletas y mapas.

Vuelve hacia la carretera principal y dirígete hacia la izquierda para entrar en el carril-bici que sigue el río hasta Kinderdijk. En unos 15 minutos habrás llegado a estos 19 molinos de viento, declarados Patrimonio de la Humanidad. Compra la entrada en la oficina para visitarlos. Cuando hayas terminado, vuelve al ferry y regresa a Rotterdam. Para finalizar, pasa por debajo del gran puente Erasmusbrug hasta el café “Prachtig”, la palabra holandesa para "precioso": igual que tu viaje en bici. Esta ruta desde Rotterdam hasta Kinderdijk dura aproximadamente hora y media.

Más acontecmientos