3 lugares poco corrientes que visitar en la red de canales de Ámsterdam

Heather Tucker, jueves 11 de abril de 2013, 444 Visitas

3 lugares poco corrientes que visitar en la red de canales de Ámsterdam

Cuando se visita Ámsterdam es prácticamente imposible no ver los canales, incluidos en el Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 2010. Esos mismos canales celebran este año su 400 aniversario. Pero en vez de decirte todas las cosas que puedes hacer en los canales y sus alrededores, hemos encontrado para ti tres sitios algo diferentes. Desde una iglesia secreta a un asilo flotante para gatos, aquí tienes tres lugares poco corrientes para visitar en la red de canales de Ámsterdam.

Leer más

Casi toda la gente que viene a Ámsterdam termina viendo los canales. Es casi inevitable. Esos mismos canales que te permiten orientarte en tus paseos por la ciudad o que sirven de fondo a tus fotos de recuerdo celebran este año su 400 aniversario.

La red de canales fue incluida en el Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 2010 y, además de su importancia histórica, permiten disfrutar de numerosas actividades. Aunque en vez de darte una lista de sitios que probablemente ya conozcas, he buscado algunas de las cosas menos corrientes que puedes encontrar en sus orillas.

KattenKabinet - Herengracht 497

El KattenKabinet (Gabinete de los Gatos) es en parte un edificio histórico, en parte galería de arte y en parte una locura gatuna. Este museo se creó en recuerdo de John Pierpont Morgan (1966-1983), el gato de su fundador. El primer piso del edificio, abierto al público, está lleno de estatuas de gatos, pósters de gatos y cuadros y dibujos de gatos.

Entre tanto gato terminarás preguntándote si alguno de ellos no estará vivo. Yo, al menos, estuve dudando sobre uno gris que estaba enroscado en uno de los sofás. Y resulta que hay tres gatos que viven con la familia en el piso de arriba, y se les suele encontrar paseando o durmiendo por el museo.
Incluso aunque no te gusten los gatos, el KattenKabinet te resultará interesante. Las salas en las que está alojado el museo merecen realmente la pena, con sus altos techos, su decadente decoración y sus grandes ventanales a la “Milla de Oro”. Cualquiera que sea tu razón para visitarlo, no te pierdas el panteón de John Pierpont Morgan. ¡Al fin y al cabo, él es la razón de que exista el museo!

Horario de apertura: De lunes a viernes: de 10:00 h. a 16:00 h. Sábados y domingos: de 12:00 h. a 17:00 h.

Ons’ Lieve Heer op Solder - Oudezijds Voorburgwal 40

Si entraras en la casa del siglo 17 en Ouderzijds Voorburgwal 40 sin saber nada de ella, probablemente pensarías que no es más que una casa vieja. Pero lo que la distingue es su secreto del ático.
Hace 350 años éste era el hogar de Jan Hartman, un rico comerciante católico. Durante el auge del calvinismo en Ámsterdam a los católicos se les prohibió practicar su religión en público. Pero generalmente se hacía la vista gorda a lo que ocurría de puertas adentro, sobre todo si uno era un comerciante que aportaba mucho dinero a la ciudad. Así pues, Hartman decidió convertir los tres pisos superiores de su casa en una iglesia católica secreta.

Una visita a Ons’ Lieve Heer op Solder (Nuestro Señor en el Ático) resulta interesante por varias razones. En primer lugar, muchas de las habitaciones públicas y privadas del hogar de la familia Hartman están abiertas al público. Además, el audioguía gratuito te proporciona mucha más información que la que obtendrías simplemente paseando por la casa, pero no tanta como para apabullarte (¡o aburrirte!). Y por último, naturalmente, está la iglesia.
Puedes pasarte allí fácilmente un par de horas, pero ten en cuenta que hay muchas escaleras, algunas muy empinadas.

Horario de apertura: De lunes a sábado: de 10:00 h. a 17:00 h. Sábados y días festivos: de 13:00 h. a 17:00 h.

De Poezenboot - Singel 38G

Dicen que la mayoría de los gatos odian el agua, pero en el Poezenboot (el Barco de los Gatos) el agua es literalmente lo que los mantiene a flote. El Poezenboot es el único asilo flotante de animales en Holanda.

Todo empezó en 1966 con una mujer llamada Henriette y la familia felina que encontró debajo de un árbol. A medida que más y más gatos se fueron uniendo a Henriette, ésta pasó a ser conocida como “la señora de los gatos”. ¡Y también quedó claro que necesitaba más espacio! Así que compró un barco…

Puedes visitar a los gatos del barco de 1 a 3 de la tarde, excepto miércoles y domingos, pero no te sorprendas si no les causas mucha impresión. Es fácil pasar por alto el barco, así que busca bien la señal que tiene encima, y luego simplemente sube y entra. ¡Es una experiencia realmente única!

Horario de apertura: Diariamente de 13:00 h. a 15:00 h. excepto miércoles y domingos.

Descubre más en las cercanías
Google map

Descubre Holanda en todas las estaciones del año

Holanda es preciosa en todas las estaciones. Descubre las mejores sugerencias de vacaciones para primavera, verano, otoño e invierno.

Leer más