Art Rotterdam

Ulrike Grafberger, jueves 4 de abril de 2013, 142 Visitas

Art Rotterdam

Hoy tengo planeada una visita a Art Rotterdam, una de las exposiciones de arte más importantes de Holanda. Unas 70 galerías de toda Europa, incluidas las más importantes de Holanda, como West y Grimm, exponen arte contemporáneo. Ya sólo el escenario en que se desarrolla es brillante de por sí: el muelle Wilhemina, para mí, la zona más bonita de Rotterdam. Aquí están lugares tan relevantes para la ciudad como el famoso puente de Erasmo, el legendario hotel Nueva York, los rascacielos más imponentes, y varios almacenes abandonados y utilizados ahora como locales para el evento.

Leer más

Hoy tengo planeada una visita a Art Rotterdam, una de las exposiciones de arte más importantes de Holanda. Unas 70 galerías de toda Europa, incluidas las más importantes de Holanda, como West y Grimm, exponen arte contemporáneo. Ya sólo el escenario en que se desarrolla es brillante de por sí: el muelle Wilhemina, para mí, la zona más bonita de Rotterdam. Aquí están lugares tan relevantes para la ciudad como el famoso puente de Erasmo, el legendario hotel Nueva York, los rascacielos más imponentes, y varios almacenes abandonados y utilizados ahora como locales para el evento.

Ignorantes entre entendidos

A mí el arte me parece muy interesante, pero no soy una auténtica entendida, ni mucho menos. No capto a primera vista el significado oculto de unos cuadros con bloques azules o negros. Así que me alegro mucho de que mi amiga Gritta me acompañe en mi visita a Art Rotterdam. Gritta es una historiadora de Arte que trabaja para una publicación de arte holandesa y supervisa el premio MK Art Award, y va a la exposición todos los días. Si hay alguien que sepa de qué va esto, es ella.

Gritta me enseña las obras de los artistas holandeses más conocidos, como Hans van Bentem, Atelier van Lieshout, Carolein Smit y Tiebbe Beekman. De ahí pasamos a las galerías alemanas, como las berlinesas Sommer & Kohl y Klemm's; seguimos con Rotwand, de Zurich, y Rokeby, de Londres, con los jóvenes sin rostro de Gideon Rubin. La galería Kai Middendorf, de Francfort, está representada por los grandes y coloridos óleos del artista turco Ekrem Yalcindag. Por suerte para mí, los dueños de las galerías me explican las obras con toda la amabilidad y paciencia del mundo. Así me entero de que Ekrem Yalcindag ha convertido las impresiones recogidas en calles del mundo entero en círculos de color en sus grandes cuadros redondos, "Impresiones de las calles". Así, las combinaciones de colores del escaparate de una tienda de Dusseldorf se plasman en la secuencia de tres campos de color sobre el lienzo. Es algo que hay que saber de antemano…

Aves del Paraíso y la aristocracia acomodada

El público me parece al menos tan interesante como el arte: un hombre con una andrajosa chaqueta rosa y una divertida pelambrera anaranjada junto a un famoso vestido con chaqueta y pantalones cortos de piel, negros, y con un chaleco de piel de zorro de imitación de la época de mi abuelita. Por la sala siguiente se pasea una señora con botas azules de media caña de Yves Klein, y un turbante azul a juego en la cabeza. Decididamente, el año que viene tengo que prestar más atención a mi atuendo…

Si miras con más atención a la gente queda claro algo que en un principio no es tan evidente: éste es un lugar donde se reúne la alta sociedad. Y así debe ser, porque esto es Arte en venta. Puede que consigas un cuadrito por unos cientos de euros, pero necesitarás unos €25.000 para un cuadro grande que cubra la pared. Y cualquiera que tenga sitio, puede incluso poner toda una instalación en su sala de estar.

Arte en movimiento

Cruzamos hacia el edificio con el bonito nombre de Las Palmas para ver Art Rotterdam Projections, la exposición sobre videoarte, donde se proyectan películas en enormes lienzos. Para mí la mejor es "Parade", de Hans Op de Beeck. En su película, Hans Op de Beeck muestra a un montón de personas distintas desfilando por el escenario de un teatro clásico de la ciudad donde vive. A medida que va cambiando el fondo del escenario (las acuarelas del artista) vemos pasar a niños, equipos de limpieza, transeúntes y mucha otra gente. Es un Desfile de la Vida, que termina con un funeral y un bebé como símbolo de la vida nueva.

¿Y quién compra videoarte? Los hoteles, por ejemplo. El mayor promotor del mundo de videoarte en hoteles es el Andaz Hotel de Ámsterdam. En sus pasillos, en algunas de las habitaciones y en su vestíbulo se proyectan películas de vídeo de artistas internacionales. La colección del hotel tiene ya 40 de estas obras de arte.

Así que si alguno está interesado en el arte contemporáneo o quiere aumentar su colección de vídeos, instalaciones, cuadros de círculos de colores o esculturas para su hogar, que no deje de pasarse por el próximo Art Rotterdam.

Descubre más en las cercanías
Google map

Descubre Holanda en todas las estaciones del año

Holanda es preciosa en todas las estaciones. Descubre las mejores sugerencias de vacaciones para primavera, verano, otoño e invierno.

Leer más