El Palacio Huis ten Bosch

El Palacio Huis ten Bosch de La Haya es la residencia de la princesa Beatriz. La monarca y su familia se mudaron a este palacio en 1981. Hasta ese momento, la princesa Beatriz, el príncipe Claus y sus hijos vivían en el Castillo Drakensteyn, en Baarn. El Palacio Huis ten Bosch está situado en el bosque Haagse Bos y se encuentra a tan solo 15 minutos en coche de la finca De Horsten, en Wassenaar, donde vive el Rey Guillermo Alejandro con su familia.

La historia del Palacio Huis ten Bosch

En 1645, el príncipe Federico Enrique (Frederik Hendrik, en neerlandés) encargó la construcción del Palacio Huis ten Bosch. Sería una residencia de verano para él y su esposa, la princesa Amalia. El Palacio Huis ten Bosch perteneció a varios príncipes hasta que fue nacionalizado durante el periodo de domino francés, entre 1795 y 1813. Desde la proclamación de Guillermo I como Rey de los Países Bajos en 1815, el Palacio estuvo habitado esporádicamente por miembros de la Familia Real Holandesa. Durante la Segunda Guerra Mundial resultó muy dañado, pero las profundas reformas que se llevaron a cabo volvieron a hacerlo habitable. La princesa Beatriz, el príncipe Claus y sus tres hijos se mudaron al Palacio en 1981 y, de hecho, la sigue residiendo en él en la actualidad.

Las funciones del Palacio Huis ten Bosch

La principal función del Palacio es servir de residencia a la princesa sigue residiendo en él en la actualidad. Beatriz. No obstante, se ha habilitado un ala del Palacio para alojar a invitados y es idónea para actos de representación. Tradicionalmente, los medallistas holandeses en los Juegos Olímpicos y los nuevos gabinetes gubernamentales se presentaban junto con la anterior Reina en la escalinata del Palacio Huis den Bosch.

El Palacio Huis ten Bosch no está abierto al público, pero podrás verlo desde la carretera Bezuidenhoutseweg o durante un paseo por el bosque Haagse Bos.