En busca de diseño vintage

Denise Mosbach, lunes 18 de marzo de 2013, 239 Visitas

En busca de diseño vintage

La moda vintage empezó a popularizarse en los sesenta. Después de sufrir un bajón en los años 80 y 90, el vintage se ha recuperado y estamos ahora en lo que podríamos llamar “la era del neovintage”. ‘Se ha convertido en una palabra tan popular que hoy en día llamamos vintage a todo lo que sea de segunda mano’, dice Caroline Brakel, editora de moda de las revistas holandesas JFK y Jackie. Aunque en realidad una cosa sólo puede llamarse “vintage” si es de los años cincuenta, sesenta o setenta (y los ochenta desde que entramos en el nuevo milenio). ‘Un bolso Yves St. Laurent de los sesenta o un traje Emporio Armani de los 80, por ejemplo’.

Leer más

La moda vintage empezó a popularizarse en los sesenta. Después de sufrir un bajón en los años 80 y 90, el vintage se ha recuperado y estamos ahora en lo que podríamos llamar “la era del neovintage”. ‘Se ha convertido en una palabra tan popular que hoy en día llamamos vintage a todo lo que sea de segunda mano’, dice Caroline Brakel, editora de moda de las revistas holandesas JFK y Jackie. Aunque en realidad una cosa sólo puede llamarse “vintage” si es de los años cincuenta, sesenta o setenta (y los ochenta desde que entramos en el nuevo milenio). ‘Un bolso Yves St. Laurent de los sesenta o un traje Emporio Armani de los 80, por ejemplo’.

Si al principio nos daba un poco de apuro llevar ropa de segunda mano, desde que las estrellas empezaron a lucirla en la alfombra roja hemos perdido la vergüenza. El vintage está de moda, y cada vez es más difícil encontrar diseños realmente antiguos. Así que no es de extrañar que esta tendencia haya producido otra: el Vintage de Diseño, ropa de segunda mano de marcas famosas, que a veces sólo tiene unos pocos años. Un buen ejemplo es lo que venden en PS atelier (Oude Spiegelstraat 10) o Spiegelbeeld (Huidenstraat 24) en Ámsterdam, donde puedes encontrar ropa y accesorios de diseñadores como Marc Jacobs, Chloe, Dries van Noten, Marni y Chanel.

Además de las marcas más caras, los artículos “simplemente de segunda mano” siguen siendo una fuente de inspiración para los fashionistas. Caroline: ‘Ahora mismo se llevan mucho los chaquetones con hombreras de los 80, y para los hombres, abrigos largos de lana, que suelen tener un corte precioso’. En Ámsterdam puedes encontrar cosas bastante majas en el mercado de los lunes en Noordermarkt, o en el rastrillo de Waterlooplein. También es obligado pasarse por las ‘Negen Straatjes’ y sus fantásticas tiendas de segunda mano. En Laura Dols (Wolvenstraat 7) y Zipper (Huidenstraat 7) tienen un surtido muy amplio, que renuevan constantemente. Sin olvidar Episode, una tienda llena hasta arriba de artículos a unos precios muy razonables, y “vintage a medida”, ropa vieja arreglada para que parezca nueva (Berenstraat 1, Ámsterdam).

Descubre más en las cercanías
Google map

Descubre Holanda en todas las estaciones del año

Holanda es preciosa en todas las estaciones. Descubre las mejores sugerencias de vacaciones para primavera, verano, otoño e invierno.

Leer más