La Ciudad de la Casa de Orange

1152 Visitas

La Ciudad de la Casa de Orange

Delft es la Ciudad de la Casa de Orange holandesa. La relación entre la Casa de Orange-Nassau y la ciudad de Delft se remonta a siglos atrás, desde el siglo dieciséis. Durante la Guerra de los 80 Años con España el Príncipe Guillermo de Orange (1533-1584), Conde de Nassau, residía regularmente en el Monasterio de Santa Ágata con su familia y sus sirvientes. El Príncipe de Orange guió a sus tropas desde el norte del país contra la ocupación española en el sur. Dentro de las murallas de Delft se sentía seguro.

Leer más

Delft es la Ciudad de la Casa de Orange holandesa. La relación entre la Casa de Orange-Nassau y la ciudad de Delft se remonta a siglos atrás, desde el siglo dieciséis. Durante la Guerra de los 80 Años con España el Príncipe Guillermo de Orange (1533-1584), Conde de Nassau, residía regularmente en el Monasterio de Santa Ágata con su familia y sus sirvientes. El Príncipe de Orange guió a sus tropas desde el norte del país contra la ocupación española en el sur. Dentro de las murallas de Delft se sentía seguro.

El 10 de julio de 1584 el fundador de la monarquía holandesa fue asesinado por Baltasar Gerards en el monasterio. Fue enterrado en la iglesia Nieuwe Kerk de Delft, ya que Breda, donde estaba el panteón familiar, se encontraba ocupada por los españoles. Desde entonces todos los miembros de la Casa de Orange reposan a su fallecimiento en las tumbas subterráneas de esta iglesia.

La tumba real de la Nieuwe Kerk

La impresionante tumba de Guillermo de Orange es uno de los monumentos más prominentes de la Nieuwe Kerk, una basílica cruciforme de estilo gótico tardío (1381-1510). Las tumbas de la familia real holandesa están debajo del mausoleo, que data de 1614-1622 y fue diseñado por Hendrick de Keyser. Las tumbas no están abiertas al público. La iglesia tiene también unas maravillosas vidrieras, y ofrece una exposición y presentaciones sobre las tumbas reales, la historia del edificio y esculturas conmemorativas. Desde lo alto de la torre (la segunda más alta de Holanda, con 108,75 metros) podrás disfrutar de una vista espectacular.

Prinsenhof: la residencia de los Orange

El vestíbulo en donde murió Guillermo de Orange resonaba antes con los susurros de las monjas. El Monasterio de Santa Ágata se fundó hacia 1400. Las monjas lo ocuparon hasta que el príncipe decidió hacer de él su residencia. Después de su asesinato el monasterio sirvió a muchos amos, desde profesores de latín hasta militares. En 1962 se convirtió en un museo cuyo nombre recuerda a su ilustre habitante: el Museo Prinsenhof (la 'Corte del Príncipe’). Obviamente querrás ver los agujeros de bala que aún hay en sus muros, pero de todas formas no te pierdas la historia de la batalla de Guillermo contra los españoles y otros protagonistas de la Guerra de los 80 Años. El museo exhibe además una maravillosa colección de cerámica, plata, tapices y cuadros de la Edad de Oro, la época más gloriosa de la ciudad de Delft.


 

Descubre más en las cercanías
Google map

Descubre Holanda en todas las estaciones del año

Holanda es preciosa en todas las estaciones. Descubre las mejores sugerencias de vacaciones para primavera, verano, otoño e invierno.

Leer más