La historia de Holanda

2572 Visitas

La historia de Holanda

La historia de Holanda empieza realmente con la historia de cómo se creó Holanda. Porque hasta el siglo XIX, Holanda era una zona del delta del Rin dividida en distintas regiones, cada una con su propio gobierno. No fue sino hasta el 29 de marzo de 1814 cuando se constituyó el Reino Unido de los Países Bajos, gobernado por la familia Orange-Nassau.

Leer más

La historia de Holanda empieza realmente con la historia de cómo se creó Holanda. Porque hasta el siglo XIX, Holanda era una zona del delta del Rin dividida en distintas regiones, cada una con su propio gobierno. No fue sino hasta el 29 de marzo de 1814 cuando se constituyó el Reino Unido de los Países Bajos, gobernado por la familia Orange-Nassau.

  • Desde 1814 Holanda es una monarquía constitucional.
  • Desde 2013 el rey Guillermo Alejandro es el Jefe del Estado de Holanda.
  • Nimega y Maastricht son dos de las ciudades más antiguas de Holanda.
  • Holanda mantiene con el agua una relación de amor y odio a partes iguales.

La monarquía

En la Edad Media, mucho antes de que la familia Orange se convirtiera en dirigente del país, lo que hoy es Holanda estaba dividida en numerosos condados y ducados. Más tarde fueron los monarcas austriacos y españoles quienes gobernaron sobre todas las regiones que luego formarían Holanda. No fue hasta 1750, cuando se nombró Guillermo IV de Orange-Nassau Estatúder y los Orange consolidan su poder.
Desde 1814 Holanda es una monarquía constitucional: el Rey es el Jefe de Estado, y forma el Gobierno junto con los ministros. El 16 de marzo de 1815 Guillermo I se autoconstituyó Rey de los Holandeses, e intentó asegurar los intereses de su familia instituyendo una monarquía hereditaria. Desde entonces, los Jefes de Estado de Holanda provienen todos de la familia de Orange. Desde 2013, y después de varias reinas, Holanda tiene como Jefe de Estado a un rey: el Rey Guillermo Alejandro.

El desarrollo de las ciudades holandesas

En Holanda hay numerosas ciudades con una historia centenaria. Las ciudades más antiguas del país son Maastricht y Nimega. También Utrecht, Deventer, Middelburg y Stavoren estaban ya habitadas desde los primeros siglos de nuestra era. Toda esta historia queda reflejada en la arquitectura y la cultura de estas maravillosas ciudades. La historia de Ámsterdam empieza alrededor del año 1000, y se refleja por primera vez en la historia escrita en 1275. Hacia 1300 Ámsterdam recibió de Gwijde van Avesnes, Obispo de Utrecht, los derechos de ciudad. El auge económico de Ámsterdam impulsó su crecimiento, hasta convertirse en la mayor ciudad de Holanda. Durante el siglo XVII, conocido como el Siglo de Oro, la ciudad de Ámsterdam destaca por su riqueza, su poder y su cultura. Durante este siglo se construyó también su famoso sistema de canales.

City hall of Middelburg

La Segunda Guerra Mundial

A lo largo de los siglos Holanda ha sufrido distintas guerras. Pero la más reciente e impactante de todas ellas ha sido la Segunda Guerra Mundial, que comenzó para Holanda cuando las tropas alemanas invadieron el país el 10 de mayo de 1940. El ejército holandés no estaba preparado para una guerra moderna, y, tras el bombardeo de Róterdam el 14 de mayo de 1940 y la amenaza de seguir destruyendo otras grandes ciudades, Holanda capituló el 15 de mayo de 1940.

Durante los largos cinco años que duró la ocupación, la industria holandesa se destinó en su mayor parte a la guerra, lo que provocó la escasez y racionamiento de todos los demás productos. Durante el "invierno del hambre" (1944-1945), unas 20.000 personas murieron de inanición.

La persecución de los judíos

Se intensificó también la persecución de los judíos. Los alemanes instituyeron un "Consejo Judío" y convencieron a la población judía de su seguridad si se registraban. Una vez consumado el engaño comenzaron las deportaciones a los campos de concentración. Más de 100.000 judíos holandeses murieron en estos campos de exterminio. Uno de ellos fue Ana Frank, la niña que se hizo famosa por los diarios que escribió durante la ocupación.

Tras el desembarco en Normandía en 1944, los aliados comenzaron a avanzar en dirección a los Países Bajos, y, finalmente, Holanda fue liberada el 5 de mayo de 1945.

Holanda y el agua

Desde hace ya siglos, Holanda mantiene con el agua una relación de amor y odio a partes iguales, lo cual es muy comprensible si tenemos en cuenta que una cuarta parte del país está por debajo del nivel del mar. ¡Casi 7 metros en su punto más bajo! Eso supone que los holandeses tienen siempre muy presente que deben protegerse del agua: nadie quiere que vuelva a producirse una situación como las terribles inundaciones de 1953. Los holandeses han avanzado en la construcción de diques resistentes, de los que se deriva el impresionante Plan Delta.

Eso supone también que los holandeses han ganado una gran parte de su país al mar y a los lagos. Ya desde el siglo XI empezó a ganarse terreno al agua protegiendo del mar las zonas de aluvión a lo largo de la costa, mediante diques. A partir del siglo XVI empezaron a desecarse lagos, sobre todo de la región de Holanda del Norte, esta vez utilizando molinos. El primer pólder conocido data de 1533: el Achtermeer, al sur de Alkmaar. Otros terrenos desecados conocidos son el Beemster (1608-1612) y, más tarde, Flevoland.

Descubre Holanda en todas las estaciones del año

Holanda es preciosa en todas las estaciones. Descubre las mejores sugerencias de vacaciones para primavera, verano, otoño e invierno.

Leer más