‘Oliebollen’ y ‘appelbeignets’

Denise Kortlever, lunes 16 de diciembre de 2013, 972 Visitas

‘Oliebollen’ y ‘appelbeignets’

Estos dulces de sartén son parte integral de la festividad de Nochevieja en Holanda, generalmente acompañados de una copa de champán a medianoche. Los “oliebollen” son buñuelos hechos de una masa de harina, huevo, levadura y leche, y fritos luego en aceite caliente. A veces se utiliza cerveza en vez de levadura, o se añaden pasas, fruta confitada o trocitos de manzana. ¡Es imprescindible espolvorearlos generosamente con azúcar glas! Los “appelbeignets” son rodajas de manzana cubiertas de masa de buñuelo, fritas en aceite y espolvoreadas de canela y azúcar.

Leer más

Estos dulces de sartén son parte integral de la festividad de Nochevieja en Holanda, generalmente acompañados de una copa de champán a medianoche. Los “oliebollen” son buñuelos hechos de una masa de harina, huevo, levadura y leche, y fritos luego en aceite caliente. A veces se utiliza cerveza en vez de levadura, o se añaden pasas, fruta confitada o trocitos de manzana. ¡Es imprescindible espolvorearlos generosamente con azúcar glas! Los “appelbeignets” son rodajas de manzana cubiertas de masa de buñuelo, fritas en aceite y espolvoreadas de canela y azúcar.

Todavía hay gente que hace sus propios “oliebollen” y “appelbeignets” siguiendo recetas que llevan años en la familia, pero también hay puestos tradicionales (“oliebollenkramen”) que venden estos dulces a aquéllos con menos dotes culinarias, o menos paciencia. El periódico holandés Algemeen Dagblad organiza incluso un concurso anual de “oliebollen”, en el que un jurado anónimo prueba la calidad de los “oliebollen” que se venden por toda Holanda. La lista con los resultados es muy popular. Los ganadores suelen atraer largas colas de clientes en sus puestos los últimos días del año. El récord lo tiene el panadero Visser de Rotterdam, que ha ganado ya ocho veces. Se llevará su secreto a la tumba, pero sí nos ha revelado que una medición precisa y mantener los ingredientes a temperatura ambiente es algo clave para su éxito.

Estos dulces no son sólo un elemento esencial para la gente de Holanda: hay holandeses fuera del país que no podrían imaginar celebrar la Nochevieja sin los “oliebollen” de su país natal. Como Nicole Holten, que vive en los Estados Unidos y tiene un blog sobre comida holandesa en The Dutch Table. “Cuando era pequeña compraba “oliebollen” en el puesto que se ponía todos los años en nuestra calle. Los comíamos en Nochevieja mientras veíamos la tele y esperábamos los fuegos artificiales. Todavía hago “oliebollen” todos los años para Nochevieja. Me recuerdan a mi hogar, a Holanda. La Nochevieja no sería lo mismo sin ellos".

La no tan secreta receta de Nicole para los “oliebollen”:
Ingredientes: 1 taza (125 gr.) de harina corriente, ½ taza (120 ml) de leche tibia, 2 cucharaditas de levadura de panadería, 2 cucharadas de mantequilla blanda, 1 ½ cucharada de azúcar, una pizca de ralladura de limón y de sal, 1 huevo, 2 cucharadas de pasas (salen unos 6).

Instrucciones: Dejar las pasas a remojo en agua o ron, mejor la noche anterior.
Disolver la levadura en la leche tibia. Mezclar la harina, el azúcar y la ralladura de limón. Añadir el huevo y la pizca de sal, y mezclar bien. Añadir las pasas escurridas. Cubrir y dejar subir hasta que doble su volumen, remover y dejar subir de nuevo.

Mientras, calentar el aceite en una freidora hasta que alcance los 375°F (190°C). Cubrir una fuente con papel de cocina, para que absorba la grasa sobrante. Revolver la masa. Hacer porciones con una cuchara grande (o una cuchara de helado), dejar caer en el aceite caliente y freír durante unos 4 minutos por ambos lados hasta que estén bien dorados. Escurrir sobre el papel de cocina, pasarlos a una fuente limpia, y espolvorear con azúcar glas.

La receta:
Descubre más en las cercanías
Google map

Descubre Holanda en todas las estaciones del año

Holanda es preciosa en todas las estaciones. Descubre las mejores sugerencias de vacaciones para primavera, verano, otoño e invierno.

Leer más