Diseño y arquitectura holandeses

La arquitectura holandesa es famosa por sus diseños atrevidos, lúdicos e inteligentes. Las obras de maestros como Rem Koolhaas y Ben van Berkel pueden admirarse en grandes ciudades del mundo entero, pero también en su país natal.

  • El mejor calzado
    Elleke van Duin, lunes 10 de marzo de 2014

    Cuando estoy en el extranjero y sale uno de mis temas favoritos, los zapatos, he notado que nuestro Jan Jansen es un nombre muy conocido. Pero también es el único diseñador de zapatos holandés que disfruta de fama internacional. Un pena, porque desde que ArtEZ, la Escuela de Arte de Arnhem, introdujo su máster de diseño de calzado, todos los años aparecen nuevos talentos en este campo.

    Jan Jansen es como el padrino de los diseñadores holandeses de calzado. Estuvo en la Escuela de Arte e Industria de Eindhoven, terminó después los estudios de artesano zapatero en Waalwijk, y aprendió el arte del diseño en los talleres italianos de Roma. En 1968 fundó su propia marca, Zapatos Jan Jansen. Sus diseños son innovadores, vigorosos y artesanales. Lleva ya 47 años en el sector, ha recibido numerosos premios, y sus creaciones aparecen regularmente en exposiciones nacionales e internacionales.

    Fred de la Bretonière es también una leyenda viva. Su lema es ‘For every soul a sole’, algo así como “una suela para cada alma”. Y le ha dado buen resultado; en 2011 celebró sus 40 años en la profesión. Tiene 3 marcas: Fred de la Bretonière, clásica y elegante; la línea informal Shabbies; y su colección de zapatillas de deporte, Fretons. Su equipo, dirigido por Lilian Anderson, diseña para las 3 marcas zapatos de señora y caballero, bolsos de señora y caballero, cinturones y (desde hace poco) ropa.

    Fredie Stevens hace furor desde hace años en el mercado internacional con sus creaciones. Todos los zapatos que se exhiben en los desfiles de la famosa pareja de diseñadores Viktor & Rolf son suyos, y sus diseños se venden en Londres y en París. También Marijke Bruggink es un gran nombre en el sector del calzado. En 1985 creó con Marlie Witteveen la tienda Lola Pagola, donde vendían sus propios diseños. En la actualidad, Bruggink trabaja desde hace años como diseñadora principal de Clarks Originals en Londres, pero la nueva generación de diseñadores de calzado siempre puede buscar inspiración en el amplio archivo digital de Lola Pagola.

    Rosanne Bergsma terminó sus estudios en 2009 en la Escuela de Arte ArtEZ de Arnhem. Durante su carrera se especializó en la fabricación artesanal de calzado. Después de su graduación creó su propia marca de zapatos. Otros dos recién llegados son Marloes ten Böhmer, con sus provocativos zapatos de alta costura, y Roderick Pieters, que ha asumido el reto de simplificar los diseños artesanales de calzado. En 2012 el máster en Fashion Design de ArtEZ lanzó su primera hornada de diseñadores de zapatos, entre los que se encuentran Deniz Terli y Amber Verstegen. Terli ha realizado ya varios diseños para la zapatería Sacha.

    Y quien, de todas formas, prefiera los tradicionales zuecos, tampoco se va a ir de vacío. En Klompenschuurtje de Aarle-Rixtel, en Brabante, Nicole van Aarle continúa con una tradición de hace ya cinco generaciones fabricando artesanalmente estos zapatos de madera. ¡Zapatos a medida, algo distintos!

    Fred de la Bretonière, varias tiendas en toda Holanda, por ejemplo:
    Utrechtsestraat 77, Ámsterdam
    Korte Poten - Plein 13, La Haya
    Steenweg 27, Utrecht

    Jan Jansen, Rokin 42, Amsterdam
    Klompenschuurtje, Helmondseweg 3B, Aarle-Rixtel

  • Eindhoven, capital del diseño holandés
    Jeroen Apers, miércoles 16 de octubre de 2013

    El impulso innovador de la familia Philips fue lo que hizo famosa la tranquila ciudad de Eindhoven. Philips fue una de las primeras compañías en fabricar bombillas en masa. Muchos años después alcanzaron un éxito increíble con las cintas de cassette y el Compact Disc. Después de haberse hecho un nombre con el diseño innovador, no es de extrañar que Einhoven tuviera la primera Escuela de Diseño de toda Holanda. Esta institución educativa, desarrollada a partir de una antigua academia de diseño, ha dado al mundo diseñadores de renombre internacional.

    Uno de ellos es Maarten Baas, que se hizo famoso recientemente con su proyecto fin de carrera “Smoke”, en el que literalmente quemó diseños clásicos para conservarlos luego con un revestimiento transparente de epoxi. Sus controvertidos muebles son el colmo de la modernidad, con seguidores en todo el mundo, incluido Brad Pitt. Uno de sus últimos proyectos es Real Time, una serie de relojes en los que unas proyecciones de vídeo crean la ilusión de que hay gente dentro del reloj moviendo las agujas.

    Entre los licenciados de la Escuela en 1990 hay otro estudiante que también alcanzó reconocimiento mundial con su proyecto fin de carrera. Piet Hein Eek inventó un revolucionario armario a base de deshechos de madera. En aquellos días la idea de reciclar materiales usados era bastante revolucionaria, y desde entonces se ha copiado muchísimas veces. Si vas a Eindhoven no dejes de visitar su taller de diseño en las afueras de la ciudad, donde podrás también comprar sus muebles directamente de fábrica.

    La Semana Holandesa del Diseño es uno de los hitos anuales de la creativa ciudad de Einhoven. En octubre este festival (de entrada prácticamente libre) atrae a más de 200.000 visitantes. Durante toda la semana diseñadores y artistas exponen sus últimos trabajos en más de 300 lugares. Por ejemplo, la Witte Dame (Dama Blanca), una antigua fábrica de bombillas Philips, acoge la Exposición Fin de Carrera, donde podrás admirar las colecciones de los talentos más recientes de la Escuela de Diseño: las estrellas del diseño del futuro.

    Uno de los lugares que merece la pena visitar durante la Semana Holandesa del Diseño es el antiguo complejo industrial De Strijp. Estos edificios, antes de Philips, acogen ahora a distintas compañías de diseño contemporáneo. Durante la Semana del Diseño la zona se transforma en un animado festival con restaurantes, bares y exposiciones. Justo en el centro está el restaurante Radio Royaal, que sigue siendo un sitio fantástico para comer y beber aunque no haya ningún festival. En sus propias palabras, “comida y copas en 300 m² de diseño industrial en bruto”.

  • Manhattan en el Maas
    Jeroen Apers, martes 15 de octubre de 2013

    Comparada con las de otros países, la silueta de las ciudades holandesas no es muy impresionante. Pero considerando la poca consistencia del suelo holandés, los altos edificios de Rotterdam son bastante espectaculares. Por Jeroen Apers

    El último proyecto de rascacielos de la ciudad se llama De Rotterdam. No sólo toma su nombre de la propia ciudad: también esconde toda una urbe en su interior. En este edificio de 149 metros de altura hay viviendas, oficinas, bares y restaurantes, tiendas y un cine. Rem Koolhaas, de la agencia OMA, lo diseñó como una fusión de tres torres. Curiosamente, la construcción de este diseño ha sido posible gracias a la crisis económica. Durante 10 años su edificación era demasiado cara, hasta que hace un par de años el precio del acero bajo bruscamente. Se inaugurará el año que viene gracias a la actitud decidida de los habitantes de Rotterdam.

    Igual que De Rotterdam, todos los rascacielos del Wilhelminapier, un antiguo muelle en el barrio de Kop van Zuid, han sido diseñados por arquitectos de fama mundial. Por ejemplo, las torres del británico Norman Foster, el portugués Alvaro Siza, el italiano Renzo Piano y la holandesa Francine Houben de la agencia Mecanoo. También está allí cerca la torre Maastoren, el edificio más alto de Holanda con 165 metros.

    El puente Erasmus une el Wilhelminapier y el nuevo barrio residencial Kop van Zuid con el centro de la ciudad. Este puente atirantado de 139 metros de altura fue diseñado en los años 90 por el entonces desconocido Ben van Berkel, e inmediatamente se convirtió en un símbolo de la ciudad. Su distintivo pilón asimétrico le ha valido el apodo de “El cisne”.

    También al otro lado del Maas, en el centro de la ciudad, están intentando tocar el cielo. Han transformado la destartalada zona portuaria de Wijnhaven en un moderno distrito urbano con dos hipermodernos rascacielos. Uno de ellos es la torre Red Apple, un edificio residencial de 120 metros de altura de vivo color rojo. El nombre remite al apodo de Nueva York, y a su entorno e historia: allí cerca estuvo el mercado de manzanas de la ciudad desde 1889.

    Así que ya ves: a pesar de la crisis, Rotterdam sigue siendo la ciudad por excelencia para los amantes de la arquitectura contemporánea “de altura”. Y si quieres ver Rotterdam desde lo alto, sube al Euromast: un edificio emblemático con más de 50 años de antigüedad.

    Euromast, Parklaan 20, Rotterdam.

  • HEMA: diseño holandés asequible
    Jeroen Apers, viernes 26 de julio de 2013

    Como casi todos los holandeses, voy a HEMA con frecuencia porque allí encuentras prácticamente de todo. Desde clips hasta cortinas, ropa interior, prendas para niños o hot-dogs (¡pruébalos!). La Hollandsche Eenheidsprijzen Maatschappij Amsterdam (Sociedad Holandesa de Precios Fijos Ámsterdam) se fundó hace 90 años como tienda minorista de precios fijos. Hoy en día siguen destacando por su excelente relación calidad-precio. Pero lo que realmente les distingue de otros comercios de bajo precio es su filosofía de que las cosas baratas no tienen por qué ser feas o cutres. Sus productos son prácticos, se ve inmediatamente para qué sirven. Se omiten los detalles superfluos, y a cada producto se le aplica la estricta “biblia de estilo HEMA”. Una fórmula que garantiza el éxito.

    Desde los años 80 HEMA organiza anualmente un concurso para jóvenes diseñadores con una visión nueva de la sociedad y el diseño. Algo que ya ha producido toda una serie de clásicos del diseño a un precio muy asequible, como la hervidora Le Lapin o la fuente de cartón para tartas Tast Toe!. El año pasado la ganadora de la competición fue la estudiante de diseño Hiske Elferink con su “monedero para el escote”. El nombre ya lo dice todo: muy útil cuando vas a salir por ahí y no quieres llevar bolso.

    HEMA está tan íntimamente ligada a la cultura holandesa que en 2007 fue la inspiración para la plataforma de diseño Mediamatic en una exposición sobre la sociedad multicultural, ‘El Hema’, donde se asociaba la intrínsecamente holandesa HEMA con la cultura árabe. Durante la exposición se abrieron tiendas temporales donde se vendían productos tan sensacionales como el Tomphoemoes (un pastelito “tompoes” holandés relleno de humus), las Roller Burka-Blinds (persianas con una mirilla), y las Satellite Dish Stickers, pegatinas para decorar las antenas parabólicas. ¡Muy divertido! HEMA adoptó espontáneamente el concepto, y ahora también vende en sus tiendas pañuelos para la cabeza y productos para la Fiesta del Azúcar. ¡Agrada ver cómo esta popular cadena comercial se adapta totalmente a los nuevos tiempos!

    HEMA tiene más de 600 tiendas, principalmente en Holanda, pero también en Bélgica, Francia y Luxemburgo.

  • Diseño holandés sobre dos ruedas
    Jeroen Apers, martes 25 de junio de 2013

    Las ciudades holandesas no serían las mismas sin las modernas mamás en sus ‘bakfietsen’. En las ciudades y pueblos holandeses se intenta impedir en lo posible el uso del coche, pero como los padres tienen que seguir llevando a sus retoños a la escuela, los fabricantes de bicicletas se aprovechan de ello. Hay muchos tipos, pero la bicicleta con una caja en la parte delantera para llevar a los niños o hacer la compra se está convirtiendo en un diseño casi clásico.

    La bici urbana del momento es la Van Moof. Prescinde de todo componente que pueda romperse o caerse de la bici, o lo incluye en el bastidor. Por ejemplo, las luces delanteras y traseras van empotradas en la extensión del tubo de aluminio horizontal del bastidor. Estos diodos no reciben energía de una dinamo, sino de paneles solares empotrados en el bastidor. El pesado candado (un componente imprescindible en las grandes ciudades) también está integrado en el bastidor en los últimos modelos. ¡Ideal para el ciclista urbano!

    Existen actualmente hoteles que están sacando partido de la tradicional imagen holandesa de la bicicleta. Un hotel de Ámsterdam exhibe una fila de Bough Bikes contra su fachada. El bastidor de esta elegante bicicleta está hecho de madera. Como las juntas no pueden soldarse, esta bici tiene un aspecto totalmente distinto de cualquier otra, y da una imagen muy ecológica a sus usuarios.

    El diseñador Tristan Kopp, recientemente graduado, va un paso más allá con prodUSER, su proyecto fin de carrera de la Escuela de Diseño de Eindhoven. Ha diseñado únicamente los acoplamientos y partes mecánicas de la bicicleta. El usuario puede añadir su propio bastidor, que puede estar hecho de ramas y hojas, si eso es lo que quiere. ¡El cielo es el límite! No me extrañaría nada ver toda una serie de bicicletas extrañas en los próximos años. ¡Espera y verás!

  • Art Rotterdam
    Ulrike Grafberger, jueves 4 de abril de 2013

    Hoy tengo planeada una visita a Art Rotterdam, una de las exposiciones de arte más importantes de Holanda. Unas 70 galerías de toda Europa, incluidas las más importantes de Holanda, como West y Grimm, exponen arte contemporáneo. Ya sólo el escenario en que se desarrolla es brillante de por sí: el muelle Wilhemina, para mí, la zona más bonita de Rotterdam. Aquí están lugares tan relevantes para la ciudad como el famoso puente de Erasmo, el legendario hotel Nueva York, los rascacielos más imponentes, y varios almacenes abandonados y utilizados ahora como locales para el evento.

    Ignorantes entre entendidos

    A mí el arte me parece muy interesante, pero no soy una auténtica entendida, ni mucho menos. No capto a primera vista el significado oculto de unos cuadros con bloques azules o negros. Así que me alegro mucho de que mi amiga Gritta me acompañe en mi visita a Art Rotterdam. Gritta es una historiadora de Arte que trabaja para una publicación de arte holandesa y supervisa el premio MK Art Award, y va a la exposición todos los días. Si hay alguien que sepa de qué va esto, es ella.

    Gritta me enseña las obras de los artistas holandeses más conocidos, como Hans van Bentem, Atelier van Lieshout, Carolein Smit y Tiebbe Beekman. De ahí pasamos a las galerías alemanas, como las berlinesas Sommer & Kohl y Klemm's; seguimos con Rotwand, de Zurich, y Rokeby, de Londres, con los jóvenes sin rostro de Gideon Rubin. La galería Kai Middendorf, de Francfort, está representada por los grandes y coloridos óleos del artista turco Ekrem Yalcindag. Por suerte para mí, los dueños de las galerías me explican las obras con toda la amabilidad y paciencia del mundo. Así me entero de que Ekrem Yalcindag ha convertido las impresiones recogidas en calles del mundo entero en círculos de color en sus grandes cuadros redondos, "Impresiones de las calles". Así, las combinaciones de colores del escaparate de una tienda de Dusseldorf se plasman en la secuencia de tres campos de color sobre el lienzo. Es algo que hay que saber de antemano…

    Aves del Paraíso y la aristocracia acomodada

    El público me parece al menos tan interesante como el arte: un hombre con una andrajosa chaqueta rosa y una divertida pelambrera anaranjada junto a un famoso vestido con chaqueta y pantalones cortos de piel, negros, y con un chaleco de piel de zorro de imitación de la época de mi abuelita. Por la sala siguiente se pasea una señora con botas azules de media caña de Yves Klein, y un turbante azul a juego en la cabeza. Decididamente, el año que viene tengo que prestar más atención a mi atuendo…

    Si miras con más atención a la gente queda claro algo que en un principio no es tan evidente: éste es un lugar donde se reúne la alta sociedad. Y así debe ser, porque esto es Arte en venta. Puede que consigas un cuadrito por unos cientos de euros, pero necesitarás unos €25.000 para un cuadro grande que cubra la pared. Y cualquiera que tenga sitio, puede incluso poner toda una instalación en su sala de estar.

    Arte en movimiento

    Cruzamos hacia el edificio con el bonito nombre de Las Palmas para ver Art Rotterdam Projections, la exposición sobre videoarte, donde se proyectan películas en enormes lienzos. Para mí la mejor es "Parade", de Hans Op de Beeck. En su película, Hans Op de Beeck muestra a un montón de personas distintas desfilando por el escenario de un teatro clásico de la ciudad donde vive. A medida que va cambiando el fondo del escenario (las acuarelas del artista) vemos pasar a niños, equipos de limpieza, transeúntes y mucha otra gente. Es un Desfile de la Vida, que termina con un funeral y un bebé como símbolo de la vida nueva.

    ¿Y quién compra videoarte? Los hoteles, por ejemplo. El mayor promotor del mundo de videoarte en hoteles es el Andaz Hotel de Ámsterdam. En sus pasillos, en algunas de las habitaciones y en su vestíbulo se proyectan películas de vídeo de artistas internacionales. La colección del hotel tiene ya 40 de estas obras de arte.

    Así que si alguno está interesado en el arte contemporáneo o quiere aumentar su colección de vídeos, instalaciones, cuadros de círculos de colores o esculturas para su hogar, que no deje de pasarse por el próximo Art Rotterdam.

  • Arquitectura flotante
    Jeroen Apers, lunes 18 de marzo de 2013

    A los holandeses no sólo les gusta vivir cerca del agua (fíjate en las famosas casas de los canales), sino también en ella. Un ejemplo espectacular es la casa-barco De Omval en Ámsterdam, diseñada por los jóvenes arquitectos de +31 architects. Es una residencia totalmente futurista, con sus esquinas redondeadas y su fachada de cristal. El interior tiene dos niveles, creando un pasillo abierto desde la terraza del tejado hasta la habitación del primer piso. Y la vista sobre el agua casi hace olvidar que está en medio de una ruidosa ciudad.

    La nueva zona residencial IJburg tiene el mayor barrio flotante del mundo entero, el Waterbuurt. IJburg es un área justo fuera de Ámsterdam construida sobre islas artificiales de arena, formada por el barrio de Waterbuurt, con 150 casas flotantes. Algunas de estas casas han sido diseñadas por sus ocupantes, y otras por los arquitectos Marlies Rohmer. Lo curioso es que a primera vista no se distingue si son casas normales o casas-barco.

    En el río Maas en Rotterdam se ha construido un pabellón flotante que casi parece como si alguien hubiera dejado caer una enorme caja de detergente en el agua. La estructura es un diseño de Public Domain Architects y Delta Sync, y está formada por tres construcciones esféricas unidas entre sí. Es un proyecto piloto para técnicas de construcción flotantes innovadoras y sostenibles, y se utiliza como centro de exposiciones para estos temas. Para reducir peso, la estructura tiene ventanas de lámina en vez de cristal, y por la noche, cuando está iluminada con luces LED, es un espectáculo único.

    Yo también me siento personalmente atraído por el agua. Ahora mismo estoy en dos proyectos de viviendas-barco, con vistas a vivir y trabajar en uno de ellos. El proyecto Schoonschip pretende establecer una comunidad residencial flotante para 30 casas-barco. Actualmente estamos investigando cómo podemos utilizar el agua para crear las condiciones residenciales más sostenibles. Y el próximo año se empezará el proyecto De Ceuvel en el terreno contiguo. Vamos a construir un jardín en este antiguo muelle abandonado y contaminado, utilizando varias plantas y gramíneas para purificar el suelo en un proceso que se llama fitodescontaminación. Las antiguas casas-barco se utilizarán como espacio alternativo de trabajo en este “jardín prohibido”. ¡No sabéis las ganas que tengo de empezar a trabajar en este oasis de césped, plantas y árboles!

  • Arquitectura en el IJ
    Jeroen Apers, martes 5 de marzo de 2013

    La mayoría de los visitantes de nuestra ciudad van directamente desde la Estación Central a la plaza del Dam, los canales o la plaza de los museos (Museumplein). Es una lástima, porque si sales por la parte de atrás de la estación podrás disfrutar de una vista impresionante del IJ, el lago que separa el centro de la ciudad del norte de la misma. En sus orillas ha surgido en los últimos años una interesante arquitectura.

    El difícil no ver el nuevo Museo del Cine EYE, diseñado por los austríacos Delugan & Meissl. Con sus muros inclinados, este singular edificio de la orilla norte se diseñó para que pareciera una gigantesca ostra. Cerrado en su mayor parte (para poder ver películas), su vestíbulo ofrece una auténtica joya: una fenomenal vista de las riberas de la ciudad y de los barcos navegando. Se ha convertido en el lugar propicio para una cena romántica al atardecer, sobre todo porque su restaurante es tan impresionante como la vista que se puede disfrutar desde él.

    Desde la estación otro ferry te lleva al NDSM. Cuando este antiguo astillero quedó obsoleto en los años ochenta fue reclamado por artistas y empresas creativas. El enorme edificio es una inmensa estructura de metal que ahora acoge a diversos y creativos emprendedores. Los terrenos del astillero son escenario de una amplia variedad de eventos culturales durante todo el año, como el festival de teatro 'Over het IJ’ o el festival de disfraces.

    Vuelve a cruzar el IJ y llegarás a los muelles del Houthaven, donde está la Isla REM. Durante años, esta antigua plataforma petrolífera estuvo en medio del Mar del Norte, e hizo historia como estación de radio pirata. Cuando la plataforma ancló definitivamente en el puerto de Ámsterdam, los DJs dieron paso a una brigada de cocineros profesionales. La vista de la ciudad es fantástica… ¡siempre y cuando no te asusten las alturas!

    Tu viaje finaliza en la parte este de la Estación Central, en el puerto interior Oosterdok, donde se construyó la nueva Biblioteca Municipal de Ámsterdam. Aquí no hay aburridas salas de lectura con interminables filas de libros, sino un centro multimedia de alta tecnología donde podrás consultar una infinita selección de libros, revistas, películas y música. Y si no eres un “ratón de biblioteca” pero te gusta la arquitectura moderna, no dejes de subir en el ascensor, porque el edificio está lleno de vistas sorprendentes. Termina tu recorrido con una visita al restaurante-bufet que hay en el último piso, con una maravillosa panorámica de la antigua arquitectura de la ciudad. ¡Que te diviertas!

  • Un relojero en las estrellas
    Elleke van Duin, miércoles 13 de febrero de 2013

    Imaginemos que quieres comprar un reloj nuevo. Obviamente, puedes decidirte por un reloj trendy de un diseñador de moda, pero si realmente quieres destacar, elige una obra de arte en miniatura del relojero Christiaan van der Klaauw (1944). Este frisio, que empezó fabricando relojes en su taller de Joure en 1974, ha estado fascinado por el sistema solar toda su vida. Tanto, que en 1992 se especializó en la creación de relojes con complicaciones astronómicas. Si es preciso, incluye todo un planetario en un reloj de pulsera. “Las distancias entre los planetas son enormes, y sin embargo todos orbitan entre sí con precisión mágica. Yo quería capturar este maravilloso mecanismo en una esfera”, explica.

    Sus Relojes Astronómicos han ganado varios premios, y la versión mejorada de su reloj Real Moon 1980 fue elegida recientemente “Reloj Europeo del Año 2012” en Londres. A las 6 de la mañana este diseño clásico muestra la fase actual de la luna. Está totalmente hecho a mano, así que su producción es muy reducida y su precio más bien alto, unos €26.000 de media. Las creaciones de Van der Klaauw son técnicamente avanzadas e infinitamente bellas, con materiales exclusivos como oro rosa y blanco, y platino. En 1990 fue admitido en la prestigiosa ‘Académie Horlogère des Créateurs

    Indépendants’ (AHCI), una institución formada exclusivamente por los mejores relojeros del mundo.
    El astrónomo aficionado Eise Eisinga ha sido una importante fuente de inspiración para Van der Klaauw. En 1774 este prodigioso joven empezó a construir un complejo modelo de nuestro sistema solar en su sala de estar. Lo terminó siete años después, y gente de todo el mundo acudía para ver cómo orbitaban los planetas entre sí. De esta forma, Eisinga acabó con el temor popular de que los planetas se estrellaran contra la Luna y destruyeran la Tierra. Su planetario, que todavía funciona, es el más famoso y antiguo del mundo, y merece la pena visitarlo.

    Los frisios llevan claramente la astronomía en la sangre. ¿O quizás su éxito es el resultado de una posición favorable de las estrellas? “No, en absoluto”, afirma el práctico Van der Klaauw, “Yo no creo en la astrología. Me importan más las cosas concretas. Al fin y al cabo, el tiempo pasa”.

  • Vístete holandés
    Elleke van Duin, miércoles 13 de febrero de 2013

    Cuando Iris van Herpen debutó en la Semana de la Alta Costura de París en 2011, la prensa internacional de la moda se volvió loca. El Washington Post se refirió a ella como “un prodigio holandés con una colección asombrosa”, algo con lo que sólo hubiera podido soñar en 2007, cuando participó por primera vez en la AFW. Sus prendas estrella en piel con largas colas y enormes alas fueron un impacto inmediato. Ganó varios Premios de Moda y sus creaciones las han llevado Björk y Lady Gaga. Para demostrar que es capaz de algo más que moda “arty”, actualmente trabaja en su primera colección prêt-à-porter que se lanzará en marzo de 2013. Mientras, los que quieran poseer un auténtico Van Herpen tendrán que conformarse con los zapatos que vende en United Nude.

    Atrás quedó la época en que los únicos diseñadores holandeses de éxito internacional eran Viktor y Rolf. Desde el momento en que Jan Taminiau presentó por primera vez su colección en la AFW de 2004 fue evidente que llegaría a lo más alto. Ahora, sus elegantes y románticos diseños son famosos en el mundo entero. Aún desfila en la Semana de la Alta Costura de París (y desde este año, también en Nueva Delhi), e incuso la princesa Máxima es fan suya.

    El cuento de hadas de Alexia van Engelen (33 años) empezó también en la pasarela de Ámsterdam, donde debutó en 2010 con su propia marca, Sage&Ivy. Sus diseños son ultrafemininos, sofisticados y superelegantes. La colección Verano 2013 (Rêve) se inspira en una boda ucraniana, y es minimalista y futurista, con estampados folclóricos, colores fluorescentes y mucho troquelado inglés. Con sus contundentes diseños, Van Engelen no opta por la opción más fácil, pero sus colecciones tienen un enorme éxito en EE.UU., Francia, Canadá, Ucrania y Rusia. En Holanda, sus diseños pueden adquirirse en Cobra (den Bosch) y Artishock (Eindhoven).

    Conseguir una creación holandesa es algo obligado para cualquier fashionista que visite nuestro país, y mucho más exclusivo que un Chanel o un Gucci. ¡Impresiona a tus amigos!