Eindhoven, capital del diseño holandés

Jeroen Apers, miércoles 16 de octubre de 2013

El impulso innovador de la familia Philips fue lo que hizo famosa la tranquila ciudad de Eindhoven. Philips fue una de las primeras compañías en fabricar bombillas en masa. Muchos años después alcanzaron un éxito increíble con las cintas de cassette y el Compact Disc. Después de haberse hecho un nombre con el diseño innovador, no es de extrañar que Einhoven tuviera la primera Escuela de Diseño de toda Holanda. Esta institución educativa, desarrollada a partir de una antigua academia de diseño, ha dado al mundo diseñadores de renombre internacional.

Uno de ellos es Maarten Baas, que se hizo famoso recientemente con su proyecto fin de carrera “Smoke”, en el que literalmente quemó diseños clásicos para conservarlos luego con un revestimiento transparente de epoxi. Sus controvertidos muebles son el colmo de la modernidad, con seguidores en todo el mundo, incluido Brad Pitt. Uno de sus últimos proyectos es Real Time, una serie de relojes en los que unas proyecciones de vídeo crean la ilusión de que hay gente dentro del reloj moviendo las agujas.

Entre los licenciados de la Escuela en 1990 hay otro estudiante que también alcanzó reconocimiento mundial con su proyecto fin de carrera. Piet Hein Eek inventó un revolucionario armario a base de deshechos de madera. En aquellos días la idea de reciclar materiales usados era bastante revolucionaria, y desde entonces se ha copiado muchísimas veces. Si vas a Eindhoven no dejes de visitar su taller de diseño en las afueras de la ciudad, donde podrás también comprar sus muebles directamente de fábrica.

La Semana Holandesa del Diseño es uno de los hitos anuales de la creativa ciudad de Einhoven. En octubre este festival (de entrada prácticamente libre) atrae a más de 200.000 visitantes. Durante toda la semana diseñadores y artistas exponen sus últimos trabajos en más de 300 lugares. Por ejemplo, la Witte Dame (Dama Blanca), una antigua fábrica de bombillas Philips, acoge la Exposición Fin de Carrera, donde podrás admirar las colecciones de los talentos más recientes de la Escuela de Diseño: las estrellas del diseño del futuro.

Uno de los lugares que merece la pena visitar durante la Semana Holandesa del Diseño es el antiguo complejo industrial De Strijp. Estos edificios, antes de Philips, acogen ahora a distintas compañías de diseño contemporáneo. Durante la Semana del Diseño la zona se transforma en un animado festival con restaurantes, bares y exposiciones. Justo en el centro está el restaurante Radio Royaal, que sigue siendo un sitio fantástico para comer y beber aunque no haya ningún festival. En sus propias palabras, “comida y copas en 300 m² de diseño industrial en bruto”.