El mejor pan

Denise Kortlever, lunes 17 de marzo de 2014

Gebr. Niemeijer es una de las mejores panaderías de Ámsterdam. Todo en esta panadería francesa, desde el pan a la bollería y pastelería, se hace a mano, sin aditivos, y se cuece en un gran horno de piedra. Sus croissants son muy populares, e incluso los clientes franceses más puristas hacen cola para comprar su pain au chocolat y sus baguettes. Niemeijer está en el Nieuwendijk, y además de panadería es también una encantadora cafetería de estilo art-déco donde sirven un fantástico café italiano. Compra una barra de pan tradicional recién hecho, o disfruta de un almuerzo con pan de nueces y mermelada casera de higos. ¡Deja sitio para sus fabulosas tartaletas de limón y sus pastas!

De Bakkerswinkel (en varias localidades) es un establecimiento muy popular donde sirven desayunos, almuerzos y meriendas a turistas y autóctonos. Los interiores han sido diseñados por el diseñador holandés Piet Hein Eek, y cada tienda tiene su propio ambiente, íntimo y acogedor, para sentirse como en casa. Pero la gente no entra en ellas sólo por su decoración: la comida que sirven es también muy atractiva. El pan tradicional recién hecho de la conocida panadería Vlaamsch Broodhuys se transforma en fantásticos bocadillos de pastel de carne casero, ensalada de arenque o cremoso queso Taleggio
De Bakkerswinkel también es famosa por sus dulces caseros, entre los que destacan el pastel de caramelo y nueces y los bollos ingleses (“scones”) con nata.

La panadería Hartog en Ámsterdam tiene más de 100 años, y sigue siendo la favorita de muchos habitantes de la capital. Sólo utilizan harina integral que muelen en su propio molino, y hacen el pan siguiendo la receta original de Aagje Hartog (impresa en la bolsa). Todos los días venden más de 1.000 de sus famosas barras integrales, caracterizadas por su forma recta y su textura densa. A la vuelta de la esquina está Hartog’s Boterham, donde dan clases para hacer pan y venden bocadillos, Tómate un típico sándwich holandés con queso o mantequilla de cacahuete casera (¡por menos de 2,50 euros!) mientras miras cómo estos artesanos hacen una nueva hornada de pan.