Kijkduin

Kijkduin es el centro de vacaciones costero menos conocido de La Haya. La mayoría de los aficionados a la playa van a Scheveningen, pero las playas de Kijkduin se encuentran a tan solo 30 minutos en bici en dirección oeste. Se trata de unas simpáticas playas familiares en las que los padres pueden leer un libro tumbados sobre la arena mientras los niños disfrutan del surf.

Salir de compras y a cenar

Kijkduin tiene un centro comercial que abre los siete días de la semana. Compra prendas de última moda y joyas en pequeñas boutiques, zapaterías y tiendas de ropa; busca souvenirs memorables en tiendas de regalos y de muebles, o déjate seducir por algunas de las delicias que se venden en las carnicerías, las panaderías especializadas y las tiendas de queso.

Disfruta de una cena en uno de los numerosos restaurantes del paseo marítimo de Kijkduin con la puesta de sol y el rumor del mar como telón de fondo. En Kijkduin encontrarás todo tipo de cocina, de mexicana a francesa, pasando por italiana y holandesa. Si lo que te apetece es degustar unas magníficas crepes, acércate a los restaurantes Klein Seinpost o Poffertjeshuis Kijkduin.

Actividades en Kijkduin

La oferta de Kijkduin no se limita en absoluto a la playa. Los niños pueden jugar en el barco “Atlantis”, el faro o el cráter artificial “Het Hemels Gewelf”. Visita el Hemels Gewelf y mira a tu alrededor. De pie, sentado o tumbado, tu visión del mundo será diferente. Los sábados y los domingos, los niños pueden visitar el Jutterskeet Kijkduin, donde el Tío John les explicará cómo vive una persona que busca conchas y objetos en la playa.

Kijkduin es un punto de partida idóneo de encantadores paseos y excursiones en bicicleta. Son varias las rutas que te llevarán directamente por las dunas de La Haya, las zonas agrícolas del oeste y el centro de La Haya. En Kijkduin enseguida tendrás la sensación de estar de vacaciones.