Kopstootje

2 Visitas

‘Kopstoot’ puede traducirse como "topetazo", y su nombre lo dice todo: ésta es una bebida que pega fuerte. O más bien dos, porque ‘kopstoot’ es el nombre que se da a la combinación de cerveza con un chupito de 'jenever, la ginebra holandesa. Otra costumbre típicamente holandesa (aunque también se practica en Bélgica), que tendrás que probar con la debida cautela.

Una mezcla bien fuerte

La idea es tomarse primero un chupito de 'jenever' de un trago. Como la 'jenever’ tiene un alto porcentaje de alcohol, es como si te quemara la garganta. Para extinguir este ‘incendio’, hay que tomarse un refrescante vaso de cerveza. Este peligroso dúo se conoce también con los nombres de 'nekslag’ (azotagargantas), 'stelletje’ (parejita) o 'zijspan’ (sidecar). El 'duikboot’ (submarino) es una variante del 'kopstoot’, donde el vaso de ginebra se sumerge totalmente en la jarra de cerveza. La gracia está en beber únicamente sorbitos de cerveza al principio, y después dejar que la 'jenever' se vaya vertiendo lentamente en la jarra.

¿Quieres probar?

¿Te apetece probar un 'kopstoot’? Esta famosa pareja se sirve en prácticamente todos los pubs y bares holandeses. Pero ten cuidado: es una mezcla mucho más peligrosa de lo que parece, ya que la cerveza enmascara el sabor de la 'jenever'. Como decimos en Holanda: ¡Disfruta, pero con moderación!