Platos regionales

2 Visitas

Aunque Holanda es un país pequeño, hay muchas diferencias entre sus regiones, algo que podrás oír en los muchos dialectos del idioma, y saborear en sus platos regionales. Muchas ciudades y regiones holandesas tienen sus especialidades culinarias propias. Limburgo tiene sus 'vlaaien’, o tartas de fruta, por ejemplo. La Haya, sus caramelos 'Haagsche Hopjes’. Zelandia, sus mejillones, y Frisia su delicioso pan de azúcar, el 'suikerbrood’.

Saborea la comida local

Los numerosos platos regionales holandeses no forman parte de un folclore pintoresco, sino que se consumen normalmente en la comida diaria. Hay restaurantes donde podrás probar los mejores platos de la zona, elaborados por lo general con productos locales frescos. También hay numerosas tiendas especializadas que venden muchos productos regionales típicos. ¡Llévate algunos para compartir con los tuyos cuando vuelvas a casa!

¡Que aproveche!

Si has decidido visitar Holanda no dejes de ir a alguno de los muchos restaurantes que sirven platos tradicionales. Descubre los sabores de nuestros productos regionales. También puedes visitar alguna granja especializada, para probar los mejores productos de la zona recién hechos.