Vinos holandeses

5 Visitas

El cultivo de la vid en Holanda data de los tiempos romanos. Los primeros viticultores se asentaron sobre todo en las tierras rojas y arcillosas del sur, en Limburgo, pero hoy en día nuestro país cuenta con más de 150 viñedos comerciales. La mayoría se encuentran en los suelos arenosos de Gelderland y en las colinas de Limburgo, aunque actualmente se están creando hermosos viñedos hasta en Groninga.

Las variedades de uva más apropiadas

La producción total holandesa es de unos 900.000 litros de vinos tinto y blanco. No obstante, como el clima de nuestro país no es el más adecuado para las variedades tradicionales de uva, como Merlot o Cabernet Sauvignon, los viticultores holandeses cultivan variedades más resistentes y mejor adaptadas al frío. Son variedades clásicas como Pinot Blanc, Pinot Gris y Chardonnay, además de otras más modernas, como Regent, Cabernet Cantor, Pinotin, Riesel y Cabernet Blanc.

¿Quieres visitar un viñedo?

Si estás interesado en los viñedos holandeses, hay muchos sitios donde puedes ir. Infórmate en la Oficina de Turismo local (VVV), allí te indicarán dónde ir. No olvides que normalmente hay que llamar previamente para concertar una cita para visitar los viñedos.