La finca Clingendael

584 Visitas

La finca Clingendael

La finca Clingendael acoge uno de los parques más bonitos de La Haya. Varias familias de aristócratas que la han habitado desde el siglo XVI han construido diversos jardines. De ellos, el más famoso es el jardín japonés, que solo abre seis semanas al año. Detrás de la residencia Huys Clingendael y el viejo jardín holandés hay una gran parque de columpios y una explanada donde los niños juegan, los jóvenes dan patadas a un balón y las familias van de pícnic. También puedes visitar el salón de té para tomar una taza de té o de café acompañada de tarta de manzana o helado.

Leer más

La finca Clingendael acoge uno de los parques más bonitos de La Haya. Varias familias de aristócratas que la han habitado desde el siglo XVI han construido diversos jardines. De ellos, el más famoso es el jardín japonés, que solo abre seis semanas al año.
Detrás de la residencia Huys Clingendael y el viejo jardín holandés hay una gran parque de columpios y una explanada donde los niños juegan, los jóvenes dan patadas a un balón y las familias van de pícnic. También puedes visitar el salón de té para tomar una taza de té o de café acompañada de tarta de manzana o helado.

Los jardines de Clingendael

La finca Clingendael atesora varios jardines impresionantes. El más célebre es el jardín japonés, catalogado como patrimonio nacional. Sus estrechos senderos y pequeños puentes te guían por una alfombra de musgo salpicado de plantas singulares, cañas de bambú, casetas de descanso y un sorprendente estanque.

Otros jardines de la finca Clingendael que valen mucho la pena visitar son el jardín de rosas, el jardín de azaleas y rododendros, y el jardín tradicional holandés, con sus setos, sus arriates de flores y un sinuoso muro rodeado de árboles frutales.

Paseos por la finca Clingendael

La finca Clingendael abre todo el año y el acceso es gratuito. En cambio, dada su fragilidad, el jardín japonés solo abre desde principios de mayo hasta mediados de julio (09.00 h - 20.00 h) y la tercera y cuarta semanas de octubre (10.00 h - 16.00 h). La entrada principal de la finca se encuentra en Wassenaarseweg. Sigue las indicaciones amarillas para realizar una excursión de 4 km, o las rojas si prefieres hacer una ruta de solo 2 km.