Zwolle

Zwolle es una animada ciudad hanseática con un centro medieval. Es perfecta para pasar un fin de semana de compras, inmersión cultural y buena comida. Durante la Edad de Oro de los Países Bajos, Zwolle creció hasta convertirse en una poderosa ciudad de la Hansa. Incluso hoy en día podrás percibir la prosperidad y el ajetreo de aquella época cuando visites Zwolle.

El centro de Zwolle

La ciudad tiene un centro medieval, un espléndido teatro, muchísimas tiendas, excelentes hoteles y restaurantes y muchos parques encantadores. Zwolle tiene todo lo que cabría esperar de una ciudad moderna, sin perder la intimidad del pasado. Las fachadas históricas, la muralla y las torres de la ciudad, la Puerta Sajona (Sassenpooort) de 600 años de antigüedad y el foso en forma de estrella, flanqueado por árboles y magníficas mansiones de los mercantes, son claros emblemas de la ciudad. Los bonitos callejones y las impresionantes fortificaciones te animan a explorarla.
La Torre del Pimentero (Peperbustoren) es uno de los iconos de Zwolle. Esta torre de 75 metros de la Basílica de Nuestra Señora (Onze Lieve Vrouwenbasiliek) lleva atrayendo las miradas desde el siglo XIV. Si subes a la torre, tendrás unas vistas fabulosas de la ciudad.

El Pimentero, el órgano Schnitger y el Museo De Fundatie

Si realizas una escapada urbana a Zwolle, debes conocer los emblemas de visita obligada. La iglesia de San Miguel (Grote Kerk o Sint Michaëlskerk) data del siglo XV y es un edificio con una dilatada historia cultural. Esta iglesia es famosa por su arquitectura gótica, su gran número de monumentos y el órgano de cuatro teclados Schnitger de 1721 famoso en todo el mundo.

El Museo De Fundatie acoge exposiciones muy interesantes y tiene sucursales en Heino y Zwolle. No te olvides de echar un vistazo a la librería “Waanders”, que se encuentra en la iglesia de los Hermanos (Broerenkerk). Pon el broche al día en uno de los abundantes establecimientos culinarios que ofrece la ciudad y degusta especialidades regionales como la Zwolse mosterd (mostaza de Zwolle), el peperbuskaas (queso del pimentero), las balletjes (bolitas de caramelo) y las Blauwvingerkoekjes (galletas dedos azules).

Más en esta región