Pasando por los iconos holandeses

Algunas de las atracciones holandesas más apreciadas son los molinos de viento, los zuecos, la Porcelana Azul de Delft, los Grandes Maestros de la pintura holandesa, los campos de bulbos en flor, los quesos holandeses, y los canales. Y, naturalmente, la mejor manera de disfrutar de estas típicas atracciones holandesas es utilizando el medio de transporte clásico de Holanda: la bicicleta. Vive la Holanda más típica durante un viaje organizado en bicicleta, con sus idílicos canales, los tradicionales molinos de viento, los populares mercados de queso y los extensos campos de tulipanes, que en primavera convierten el país en un mar de flores.

Cicloturismo por los campos de flores
Pasando por los iconos holandeses