Las Ciudades Hanseáticas

Las Ciudades Hanseáticas holandesas eran importantes centros dedicados a la difusióncomercial y el intercambio de la cultura, que ya existían cuando Ámsterdam no era más que una aldea. Ciudades como Zwolle, Kampen, Hattem y Deventer conservan aún vestigios de los siglos XIV y XV, testigos de su glorioso pasado. Construidas generalmente a orillas de vías fluviales, imprescindible para el transporte de mercancías y personas, cuentan con una rica historia, maravillosos monumentos y fachadas únicas. Visita una o más de estas Ciudades Hanseáticas. ¡Merece realmente la pena!

  • Hasselt

    Esta Ciudad Hanseática se conoce también con el nombre de "La pequeña Ámsterdam".

    Leer más
  • Kampen

    Ciudad Hanseática de rica historia con más de 500 monumentos.

    Leer más
  • Zwolle

    Zwolle es una animada ciudad hanseática con un centro medieval, numerosas tiendas y un sinfín de delicias culinarias.

    Leer más
  • Hattem

    La encantadora Ciudad Hanseática del Veluwe.

    Leer más
  • Harderwijk

    Histórica Ciudad Hanseática a orillas del IJsselmeer, con numerosos monumentos y fantásticos restaurantes.

    Leer más
  • Deventer

    Descubre esta histórica ciudad Hanseática y sus numerosos monumentos.

    Leer más
  • Zutphen

    Maravillosa Ciudad Hanseática con multitud de monumentos

    Leer más
  • Doesburg

    Una de las ciudades fortificadas más importantes de Holanda.

    Leer más
  • Elburg

    Visita los numerosos edificios históricos, museos, cafés y restaurantes de esta antigua Ciudad Hanseática.

    Leer más

La historia hanseática deja tras de sí unas impresiones modernas espectaculares

Sigue el cauce del río IJssel y las orillas del antiguo Zuiderzee para descubrir la fascinante historia de las ciudades hanseáticas de Holanda. Estas formaban parte de la Liga Hanseática, una red de comercio dominante que iba de Portugal hasta Países Bálticos pasando España, Bélgica, Holanda, Inglaterra, Alemania, Escandinavia y Polonia. Durante los siglos XIV y XV las ciudades hanseáticas holandesas fueron centros de prosperidad y riqueza, dominando el gran comercio de sal, alimentos, bebidas, telas y otros productos con puertos hanseáticos por toda Europa. Esta red dio lugar a un crecimiento, riquezas y desarrollo impresionantes, pero a finales del siglo XVI la Liga se hundió, permitiendo asó que Ámsterdam se convirtiese en el centro de comercio de Europa. Aun así y siglos más tarde, las ciudades hanseáticas holandesas siguen siendo modelos históricos repletos de miles de monumentos, arquitectura hermosa, paisajes de aguas relucientes, cultura vibrante y compras modernas.

Explora nueve de las ciudades hanseáticas de Holanda

Las ciudades hanseáticas de Holanda comparten un periodo impresionante de la historia medieval, pero cada una ha evolucionado sus propias características e historias únicas en los siglos que siguieron ese periodo. Kampen es famosa por sus casi 500 monumentos, pero en la actualidad es también conocida como un paraíso gastronómico y un centro para los deportes acuáticos. El centro medieval de Zwolle es un bastión de cultura dinámica, siendo el hogar de las colecciones de museos de arte e historia más excelentes de la región, como el Museo De Fundatie. Lo mismo se puede decir de Hattem, una ciudad con más de 800 años cuyas atracciones culturales incluye el Anton Pieck Museum. Para una sensación verdadera de la riqueza hanseática, visita Hasselt, una ciudad que se muestra y siente como una miniatura de Ámsterdam gracias a sus canales, puentes y pequeños callejones.

La ciudad de Deventer se encuentran la casa de piedra, la biblioteca y el parque urbano más antiguos de Holanda. Planifica tu viaje para que coincida con, por lo menos, uno de los muchos eventos fantásticos que se celebran a través de los años. No te olvides tampoco de probar el pan de especias con miel. Zutphen es igual de histórica, pero con su hermosa ubicación en la rivera consigue hacer un equilibrio perfecto entre su aspecto medieval y las compras modernas. Durante el periodo hanseático, Doesburg fue la ciudad fortificada más importante de Holanda. Hoy en día, su esplendor medieval compagina la nostalgia con ofertas culturales excepcionales. Asimismo, la ciudad fortificada de Elburg, que sólo mide 250 metros por 350 metros, era una ciudad pesquera crucial. En la actualidad se puede explorar su pasado vibrante en evocadores museos ubicados al lado de tiendas boutique y restaurantes. Y en Harderwijk, iglesias centenarias se encuentran perfectamente con atracciones modernas como el parque de atracciones Dolfinarium y delicias gastronómicas sorprendentes. 

Nuevas formas de explorar y descubrir el legado hanseático

El río IJssel, con una longitud de 125km, solía ser una parte vital del comercio, fluyendo por las provincias de Overijssel y Gelderland. El río conecta siete de los comercios hanseáticos claves de Holanda, con Elburg y Harderwijk ubicados cerca de donde solía desembocar el río en el antiguo Zuiderzee. Prueba la verdadera historia, cultura y gastronomía holandesa explorando estas ciudades hanseáticas de cabo a rabo en educativas visitas guiadas a pie y en bicicleta. Explora los muelles y puertos conservados, ve a la historia desenvolverse ante tus ojos con visitas guiadas de monumentos, haz una escapada al bosque circundante para descubrir lo mejor de la naturaleza holandesa, o siente la brisa en tu pelo mientras pasas en bicicleta por los extensos campos cerca del lago IJsselmeer. Para durante el camino para probar delicias locales o date un gusto cenando en lugares exclusivos y con gastronomía exquisita. Puedes incluso adoptar la vida del mercader haciendo unas vacaciones en bicicleta por la Ruta Hanseática, yendo en bicicleta por el día y luego relajándote por la noche mientras tu barco zarpa a la siguiente ciudad.

Buscar Hoteles