Ir a Holanda en coche

14 Visitas

El territorio de Holanda es idóneo para recorrerlo en coche. Las carreteras están muy bien conservadas, y la excelente señalización te permitirá encontrar tu ruta con absoluta facilidad. Desde Ámsterdam podrás llegar a la mayoría de las ciudades, como Utrecht, Róterdam, La Haya, Delft y Leida, en una hora. Para llegar a Groninga y Maastricht necesitarás unas dos horas. En Holanda hay dos carreteras de peaje: los túneles Westerscheldetunnel y Dordse Kil.

Carburante

En Holanda los coches utilizan gasolina o gasoil. Los surtidores de las gasolineras indican qué tipo de combustible contienen. Algunos coches utilizan gas licuado de petróleo (GLP). 

La mayoría de las gasolineras abren los siete días de la semana y venden gasoil, gasolina y, en muchos casos, GLP.  

Velocidad máxima

La velocidad máxima en las autovías nacionales va de 130 a 100 kilómetros por hora. En las zonas urbanas, el límite de velocidad es de 50 kilómetros por hora y, en algunos casos, puede llegar a los 80 kilómetros por hora.

Multas por exceso de velocidad

En Holanda hay muchas cámaras colocadas en radares de velocidad y otros dispositivos de control del tráfico. Las multas por exceso de velocidad, utilizar el móvil mientras se conduce, conducir bajo la influencia del alcohol y saltarse un semáforo en rojo pueden ascender a unos pocos cientos de euros.