Cinco virguerías arquitectónicas de Groningen

22 de mayo de 2018

La capital de la provincia situada más al norte del país se caracteriza por tener la población más joven de Holanda, pero también por los numerosos ejemplos de arquitectura innovadora que hacen de esta ciudad una parada obligatoria para los amantes de la arquitectura. Una buena ruta arquitectónica no debe pasar por alto los siguientes puntos:

Un urinario de Rem Koolhaas con fotografías de Erwin Olaf

Este artístico urinario público capta la vista de todo aquel que pasea por la Schuitemakersstraat. "A Star is Born" es el nombre de este singular encargo, obra del renombrado arquitecto Rem Koolhaas y el fotógrafo Erwin Olaf, construido en 1996 y que simboliza la batalla de sexos. El urinario tiene un original diseño cilíndrico con dos paredes curvas formando el yin y el yan, y la zona de aseo tiene dos entradas separadas para hombres y mujeres. Solo está en uso durante los meses de verano.

El rocódromo más grande del mundo: Excalibur

Los adictos a la adrenalina y la escalada tienen su templo de peregrinación en Groningen. Esta estructura de 37 metros y forma curva es desde 1996 la más alta que existe para practicar este deporte, y forma parte del centro de escalada Bjoeks. Diseñado por el arquitecto J.P.Moehrlein, Excalibur plantea un desafío no solo por su altura, sino por el diseño curvo que pretende hacer la experiencia de escalada lo más similar posible a la realidad. Los deportistas pueden así multiplicar las rutas y variar los niveles de dificultad. Todo un paraíso para escaladores y a pocos pasos de la ciudad.

El edificio Gasunie, uno de los más bonitos de Holanda

También conocido por los locales como “La montaña del mono”, este edificio que alberga las oficinas de la compañía Gasunie es uno de los mejores ejemplos de arquitectura orgánica y ha sido votado en diversas ocasiones como el edifico más bonito de Holanda. Los arquitectos Ton Alberts y Max van Huut se esforzaron por crear un edificio que fuera tan cómodo y agradable que los usuarios se encontraran “en armonía con su entorno directo”.

El carácter orgánico del diseño se proyectó también en todos los elementos del interiorismo. Cuenta con una llamativa escalera articulada en torno a un pilar central. El arquitecto eligió los tonos tierra en todos los elementos estructurales para simbolizar el apego del edificio al suelo.

Groninger Museum: una obra de arte como contenedor de arte

Este singular edificio, que alberga uno de los museos más importantes del país, es una obra de arte en sí misma. Fundado en 1894, el lugar fue renovado 100 años después y Alessandro Mendini fue el elegido para crear un nuevo edificio. Él encargó asimismo a otros arquitectos y diseñadores diversas partes del edificio, cuyo resultado fue sorprendente a la vez que armónico. Philipe Starck, Michele de Lucchi, Coop Himmelb(l)au y el propio Mendini fueron los encargados del proyecto exterior, mientras que Jaime Hayón, Maarten Baas y Studio Job fueron invitados a redecorar tres áreas distintas en el interior. El edificio fue reabierto al público en 2010.

Centro Médico Universitario: arquitectura para curar

Este centro, conocido por las siglas UMCG, que se encuentra entre un edificio del siglo XIX y un edificio de la década de 1960,  forma parte de la Universidad de Groningen. Alberga una sala de conferencias principal y un gran vestíbulo que conecta las salas existentes del centro. Se pueden aparcar unas 1300 bicicletas en la planta baja y las 3 plantas superiores se utilizan para la enseñanza y la investigación. En el vestíbulo, un muro de hormigón se eleva hasta el punto más alto de la sala de conferencias. Esta pared, fue diseñada en colaboración con el artista Baukje Trenning.