Cuenta atrás para el próximo icono arquitectónico de Rotterdam

58 Visitas

6 de febrero de 2017

Cuenta atrás para el próximo icono arquitectónico de Rotterdam

En marzo comenzará en Rotterdam la construcción del Public Art Depot en Rotterdam de la mano del estudio de arquitectos MVRDV, un edificio junto al Museo Boijmans van Beuningen que servirá para albergar el depósito de los fondos del museo.

Leer más

En marzo comenzará en Rotterdam la construcción del Public Art Depot en Rotterdam de la mano del estudio de arquitectos MVRDV. Se trata de un edificio junto al Museo Boijmans van Beuningen que servirá para albergar el depósito de los fondos del museo que actualmente no pueden almacenarse en el edificio principal (unas 70.000 obras) y se encuentran en otras instalaciones repartidas por la ciudad. Este proyecto es el resultado de más de diez años de deliberaciones sobre cómo crear un espacio óptimo de almacenaje y conservación de unos fondos museísticos que necesitan rigurosos controles de seguridad y temperatura.

El rompedor diseño de MVRDV consiste en un gran contenedor de arte con forma de cuenco, en cuyo interior discurre un camino zigzagueante por todas las plantas hasta el jardín de la azotea, y desde donde se visualiza todo el almacenaje de las colecciones. El recubrimiento del edificio se hará en un material con efecto espejo donde se reflejará el entorno del parque, a modo de “Fata Morgana”, y en el que la fachada será una especie de lienzo vivo que plasmará el día a día de la ciudad. La disposición de las colecciones se podrá cambiar fácilmente, con lo que el visitante tendrá la sensación de estar en un espacio nuevo cada vez que entre en el edificio.

Este innovador concepto de edificio permite encontrar una solución a la preocupación generalizada de la comunidad museística en torno a cómo optimizar el almacenaje de sus obras, haciéndolas además accesibles al público. Además, añade la posibilidad de una colaboración público-privada a través del alquiler de espacios y servicios a coleccionistas para poder preservar sus colecciones. La construcción del edificio costará 52.3 millones de euros y será financiado conjuntamente por el Ayuntamiento de Rotterdam, el Museo Boijmans van Beuningen, y la Fundación Verre Bergen. Los depósitos se podrán visitar adquiriendo entrada, mientras que el acceso al restaurante y la azotea serán accesibles a todo el público.

La finalización del edificio está prevista para 2018 y se pronostica que será el próximo icono arquitectónico de Rotterdam.

Más información:
http://collectiegebouw.boijmans.nl/en/