Groningen acoge “Presencia”, la nueva obra de Daan Roosegaarde

17 de julio de 2019

Unas formas que parecen medusas, organismos luminiscentes transparentes que provienen del mar profundo, permanecen inmóviles en el suelo del museo de Groningen, sólo visibles porque el suelo emite una luz misteriosa. Hasta que son tocados y la sala de repente cobra vida: las medusas comienzan a moverse, dejando atrás un sendero luminoso. El suelo, previamente como un lienzo vacío, de repente se muestra como una maraña de caprichosas líneas verdes luminiscentes. Es la nueva obra de arte interactiva que el innovador artista holandés Daan Roosegaarde ha diseñado especialmente para el Museo de Groningen.

La instalación formada por esferas luminosos conocidas como “Lolas”, cuya forma y color cambian continuamente debido a la interacción con los visitantes, es como un paisaje lleno de novedades y elementos inexplicables.

El énfasis de la interacción física del visitante con la instalación es deliberado porque el creador holandés quiere transmitir la idea del “poderoso papel de las personas como agente de cambio”.

En “Presencia” los visitantes pueden tocar y mover casi todo en la exposición. Un elemento que elimina la condición molesta arraigada en el mundo de los museos, donde los visitantes por norma nunca pueden tocar las obras de arte.

Quería crear un lugar donde te sientas conectado ", dice Roosegaarde, donde "tú haces el trabajo y el trabajo te hace ", explica el artista.

“Los visitantes cambian de espectadores a fabricantes y de fabricantes a partes de la instalación”.

Una nueva  pieza de arte que indaga sobre la plasticidad del cerebro y cómo entornos, prácticas y hábitos son capaces de moldear algo que se pensaba inamovible como el cerebro humano, podrá visitarse hasta el 12 de enero de 2020, en el Museo de Groningen. 

Más  información: https://www.groningermuseum.nl/en/art/exhibitions/daan-roosegaarde-presence