Holanda, país del agua

52 Visitas

Holanda, país del agua

Descubre cómo el agua ha dado forma a Holanda, desde sus paisajes únicos hasta los impresionantes proyectos hidráulicos.

Leer más

Holanda y el agua están indisolublemente unidas. Casi un tercio de nuestro país está bajo el nivel del mar. Esto ha convertido a Holanda en el país que es actualmente, desde sus paisajes únicos y el impresionante legado hasta los proyectos hidráulicos que mantienen nuestros pies secos. Viajes solo o en grupo, o te guste la naturaleza o la cultura, Holanda, como el país del agua, siempre tiene algo que ofrecer para todos.

  • Déjate maravillar por el Plan Delta, la línea defensiva contra el agua.
  • Visita el Kinderdijk, patrimonio de la humanidad de la UNESCO, y Dordrecht, una histórica ciudad abundante en agua.
  • Disfruta de la naturaleza impresionante del Parque Nacional Weerribben-Wieden, el pantano más grande de Europa noroccidental.

La línea de defensa contra el agua: El Plan Delta 

Visita el Plan Delta, una de las maravillas modernas del mundo. Después de la gran inundación de Holanda en 1953, en la que fallecieron más de 1800 personas, la gente se puso de acuerdo para que nunca ocurriera algo así otra vez. Por eso se llevó a cabo el Plan Delta. Esta línea de defensa contra el mar es algo que no te puedes perder si quieres saber cómo Holanda se protege contra las mareas altas. Echa un vistazo al Oosterscheldekering, un dique único de 8 km de largo, o pasa el día en el Deltapark Neeltje Jans, un parque acuático temático que se encuentra en una isla del Oosterschelde.

Respira cultura en el Kinderdijk, el patrimonio de la humanidad de la UNESCO, en Dordrecht

Cuando se habla de Holanda, inmediatamente viene a la mente los molinos. Pero, ¿sabías que los molinos juegan un papel importante en evitar inundaciones? Los diecinueve molinos del fotogénico Kinderdijk son un símbolo de la gestión holandesa del agua y fueron añadidos a la lista de patrimonios de la humanidad de la UNESCO en 1997. Desde el año 1740 ayudan a mantener la tierra que circundan seca. Los visitantes pueden visitar el interior de dos molinos museo, y en la zona de trabajo del molino se les explica el funcionamiento de los molinos.

Combina tu visita al Kinderdijk con una a Dordrecht, la ciudad más antigua de Holanda. Esta ciudad abundante en agua tiene más de mil monumentos como el claustro agustiniano del siglo XIII y la iglesia Grote Kerk. Los amantes de la cultura pasarán una experiencia inolvidable, ya que la colección de obras de arte del museo Dordrechts Museum es mundialmente famosa. Nuestra sugerencia: pasea por los viejos puertos y déjate sorprender por las maravillosas vistas.

Giethoorn, la Venecia del Norte

Uno de los pueblos más bonitos de Holanda es Giethoorn. En este lugar idílico podrás ver perfectamente cómo los holandeses viven con y sobre el agua. Los habitantes de este pueblo viven en pequeñas islitas conectadas todas entre ellas con más de 170 puentecitos. Haz una excursión en barco eléctrico o de paseo por las hermosas granjas del siglo XVIII y XIX y ve después a comer en el restaurante de dos estrellas De Lindenhof.

Giethoorn es la base perfecta para una visita al Parque Nacional Weerribben-Wieden, el pantano más grande de Europa noroccidental. Esta hermosa zona natural es hogar de muchas especies de animales, desde fumareles y garcetas hasta nutrias. La mejor manera de disfrutar de este Parque Nacional es desde el agua. Alquila una canoa o un bote de remos y disfruta de la tranquilidad y la belleza de la naturaleza.

¿Quieres ver qué más se puede hacer en Holanda, el país del agua? ¡Descárgate el kit de comercio y déjate inspirar!