¡Que aproveche!

Denise Kortlever, miércoles 24 de abril de 2013 , 83 Visitas

¡Que aproveche!

En primavera y verano los aficionados a la gastronomía lo tienen difícil para elegir entre la enorme oferta de eventos culinarios de Holanda. El festival gastronómico más grande y antiguo de Holanda es el Preuvenemint en Maastricht (del 22 al 25 de agosto). Y en Ámsterdam el festival internacional Taste (en junio), donde los restaurantes presentan sus signature dishes, es un éxito total. Otro evento relativamente nuevo es Rollende Keukens (9-12 de mayo), con una enorme variedad de puestos y stands móviles que atraen a un público joven y moderno. ¡Y son sólo 3 ejemplos!

Leer más

En primavera y verano los aficionados a la gastronomía lo tienen difícil para elegir entre la enorme oferta de eventos culinarios de Holanda. El festival gastronómico más grande y antiguo de Holanda es el Preuvenemint en Maastricht (del 22 al 25 de agosto). Y en Ámsterdam el festival internacional Taste (6-9 junio), donde los restaurantes presentan sus signature dishes, es un éxito total. Otro evento relativamente nuevo es Rollende Keukens (9-12 de mayo), con una enorme variedad de puestos y stands móviles que atraen a un público joven y moderno. ¡Y son sólo 3 ejemplos!

Estos festivales gastronómicos destacan sobre todo la labor entusiasta de pequeños productores. Una visita a estos eventos es una manera ideal de probar nuevos platos y sabores, y de conocer a los autores y las historias que hay tras estos productos. Y, naturalmente, es también una excelente excusa para salir, beber algo y divertirse. La comida es un acontecimiento social, algo que nos gusta compartir con otros, y estos festivales son el lugar perfecto para ello. La creciente popularidad de los festivales gastronómicos está causada por el interés general del público por la comida y la cocina, pero también porque cada vez más personas prefieren consumir alimentos ecológicos, producidos a pequeña escala.

Un concepto que comprende y utiliza a la perfección esta tendencia es Food Line-up. Sus responsables programan "comida auténtica" en eventos y festivales; comida hecha con mimo y atención, en lugar de la comida basura que antes se servía en la mayoría de estos eventos. Su fundadora, Lotte Wouters, está convencida de que nuestra manera actual de consumir y producir no es realista, de que hemos dejado de prestar a la comida la atención que realmente merece. Food Line-up intenta cambiar la mentalidad del consumidor sirviendo alimentos deliciosos y sostenibles durante los eventos, proporcionando información sobre los mismos, y creando un ambiente positivo. Trabajan con un gran grupo de proveedores, desde las furgonetas con barbacoas recién hechas hasta auténtico saté indonesio, rollitos de primavera al gusto del comensal, o batidos ecológicos. El concepto ha tenido un gran éxito ya desde sus comienzos. La gente valora enormemente la buena comida, que además contribuye positivamente al ambiente de cualquier evento o festival.

En primavera y verano los aficionados a la gastronomía lo tienen difícil para elegir entre la enorme oferta de eventos culinarios de Holanda. El festival gastronómico más grande y antiguo de Holanda es el Preuvenemint en Maastricht (del 22 al 25 de agosto). Y en Ámsterdam el festival internacional Taste (6-9 junio), donde los restaurantes presentan sus signature dishes, es un éxito total. Otro evento relativamente nuevo es Rollende Keukens (9-12 de mayo), con una enorme variedad de puestos y stands móviles que atraen a un público joven y moderno. ¡Y son sólo 3 ejemplos!

Estos festivales gastronómicos destacan sobre todo la labor entusiasta de pequeños productores. Una visita a estos eventos es una manera ideal de probar nuevos platos y sabores, y de conocer a los autores y las historias que hay tras estos productos. Y, naturalmente, es también una excelente excusa para salir, beber algo y divertirse. La comida es un acontecimiento social, algo que nos gusta compartir con otros, y estos festivales son el lugar perfecto para ello. La creciente popularidad de los festivales gastronómicos está causada por el interés general del público por la comida y la cocina, pero también porque cada vez más personas prefieren consumir alimentos ecológicos, producidos a pequeña escala.

Un concepto que comprende y utiliza a la perfección esta tendencia es Food Line-up. Sus responsables programan "comida auténtica" en eventos y festivales; comida hecha con mimo y atención, en lugar de la comida basura que antes se servía en la mayoría de estos eventos. Su fundadora, Lotte Wouters, está convencida de que nuestra manera actual de consumir y producir no es realista, de que hemos dejado de prestar a la comida la atención que realmente merece. Food Line-up intenta cambiar la mentalidad del consumidor sirviendo alimentos deliciosos y sostenibles durante los eventos, proporcionando información sobre los mismos, y creando un ambiente positivo. Trabajan con un gran grupo de proveedores, desde las furgonetas con barbacoas recién hechas hasta auténtico saté indonesio, rollitos de primavera al gusto del comensal, o batidos ecológicos. El concepto ha tenido un gran éxito ya desde sus comienzos. La gente valora enormemente la buena comida, que además contribuye positivamente al ambiente de cualquier evento o festival.

Descubre más en las cercanías
¡Que aproveche!