Cenas a bordo

171 Visitas

1 de 1 visitantes consideran útil esta información.

Cenas a bordo

Los canales forman parte de la vida holandesa desde hace siglos. No sólo son un medio de transporte en y entre las ciudades: ahora también se han convertido en una vía para la gastronomía móvil. Sobre todo en Ámsterdam, Leiden y Delft puedes encontrar fantásticos cruceros gastronómicos por los canales y disfrutar de las vistas mientras saboreas una deliciosa comida.

Leer más

Los canales forman parte de la vida holandesa desde hace siglos. No sólo son un medio de transporte en y entre las ciudades: ahora también se han convertido en una vía para la gastronomía móvil. Sobre todo en Ámsterdam, Leiden y Delft puedes encontrar fantásticos cruceros gastronómicos por los canales y disfrutar de las vistas mientras saboreas una deliciosa comida.

  • Disfruta de una noche especial sobre el agua.
  • Admira la ciudad desde el agua mientras disfrutas de una deliciosa cena.
  • ¿Tienes niños? Entonces llévalos a comer en el barco de los pannenkoeken, las típicas tortitas holandesas. O ve junto con tu pareja a disfrutar de una cena romántica.

Barcos gastronómicos

Hay varios tipos de barcos gastronómicos navegando por los canales holandeses. Al igual que en los restaurantes normales, los barcos ofrecen todo tipo de cocina internacional:

  • Tapas españolas, tortitas holandesas (‘pannenkoeken’), barbacoas: estos barcos ofrecen cruceros de una o dos horas, con fantásticas comidas en su categoría específica.
  • Barcos con karaoke, donde tú mismo puedes ser el artista. Come y canta con música tradicional holandesa mientras disfrutas de tu cena.
  • Cruceros gastronómicos románticos. Son un poco más caros que los demás, con cenas para grupos o sólo para dos personas. Perfectos para disfrutar de una velada durante tu luna de miel.

Cena y copas en los canales

Estos cruceros son una forma maravillosa de ver la ciudad desde el agua y disfrutar de platos tradicionales (y no tan tradicionales) holandeses. Recuerda que algunos de estos barcos no aceptan tarjetas de crédito, así que no olvides informarte al respecto y vete preparado. Además, algunos incluyen la bebida en la cena, y otros la cobran aparte. Combinados con un recorrido a pie por la ciudad (Ámsterdam, por ejemplo), son el complemento perfecto a una visita inolvidable.

Descubre más en las cercanías
Cenas a bordo