© Visit Halderberge

Relajación en Halderberge

¿Estás buscando una base para una estancia más larga con suficientes cosas que hacer cerca? Entonces no dudes en visitar la región de Halderberge en Brabante Septentrional. El municipio de Halderberge está formado por varios pueblos en una zona rural y está cerca de la acogedora ciudad comercial de Breda.

© Visit Halderberge

Halderberge tiene lugares fascinantes para ir de excursión. ¿Qué te parece un museo volante, el parque acuático más grande del Benelux o una basílica copiada de la famosa basílica de San Pedro de Roma? 

7 sugerencias para una estancia en Halderberge  

1.  Glamping

Pasa la noche en una casa de vacaciones o una tienda safari y vive una forma lujosa de hacer camping. Con glamping, estarás al lado de la naturaleza y tendrás todas las comodidades a tu disposición. ¿Prefieres reservar una estancia en un cómodo complejo de vacaciones o en un B&B acogedor? En Halderberge y sus alrededores hay muchos alojamientos disponibles, desde una estancia completa en un hotel hasta hacer campamento en un camping natural.  

2. Reservas naturales

Halderberge está situado en una región de pólderes, bosques y ríos. Hay mucho que ver en los alrededores de paseo y en bicicleta. También hay parques nacionales en la zona, como el Kalmthoutse Heide y el Biesbosch repleto de ríos y embalses. Combina una excursión en bicicleta con un lugar de interés cultural. (Sugerencia: consulta las rutas de senderismo y ciclistas).  

3. La basílica en Oudenbosch

No te puedes perder la Basílica de Santa Ágata y Santa Bárbara. ¡Esta iglesia se construyó en el siglo XIX basándose en la famosa Basílica de San Pedro de Roma! La impresionante fachada está basada en la Archibasílica de San Juan de Letrán y tiene esculturas preciosas y arcos altos. Al entrar, te sorprenderán los techos altos, las columnas de mármol y la impresionante cúpula. Además de una visita guiada y audioguía de la Basílica, también podrás subir las escaleras para admirar la cúpula.  

4. Museos y actividades

Halderberge está orgullosa de su patrimonio y lo comparte encantado con sus visitantes. Puedes ir y visitar el Arboretum, el Sterrenwacht, el Mastboomhuis o el Zouavenmuseum. Desde el aeropuerto internacional de Breda, se llevan a cabo tours aéreos y vuelos en globo. El terreno del aeropuerto también se utiliza para celebrar festivales y eventos, y aquí encontrarás el Vliegend Museum Seppe. Casi toda la colección histórica de aviones puede todavía volar.  

5.  Hotel y Claustro Bovendonk

Alrededor de Bovendonk se han librado varias guerras. La finca cambió de propietario regularmente, entre los cuales se encuentran incluso Napoleón y Guillermo de Orange. Este fascinante complejo se diseñó en el siglo XIX por uno de los arquitectos de Holanda más famosos. Aquí todavía se instruyen a curas. Puedes visitar el edificio o tomar algo para comer o beber en el mesón. Si quieres una estancia completa, puedes alojarte en el hotel. 

6. Parque acuático Splesj

En ningún lugar encontrarás tantos toboganes de agua altísimos y rapidísimos al aire libre. Además de ofrecer diversión en el agua, el parque también tiene trampolines, minigolf y un parque de juegos interior. Splesj forma parte del Molecaten Park Bosbad Hoeven, donde podrás alquilar chalés o hacer camping.

7. Buena ubicación: las distancias

En la región de Halderberge puedes disfrutar de la tranquilidad y la naturaleza, pero aun así no estarás lejos de las atracciones turísticas. Descubre el ambiente bullicioso de Breda a menos de 25 km de distancia. En una hora en coche, llegarás a la localidad costera famosa de Renesse en la costa zelandesa. Ámsterdam está a hora y media, y en menos de una hora podrás llegar a Amberes, Bélgica.