¿Te apetece una cervecita?

555 Visitas

45 de 68 visitantes consideran útil esta información.

En Holanda se elabora cerveza desde el principio de los tiempos. Antes la cerveza se fabricaba principalmente en los monasterios, pero en épocas más recientes empezaron a aparecer grandes cerveceras que distribuyen sus famosas marcas por todo el mundo. Algunas de ellas organizan visitas a sus instalaciones, pero también puedes disfrutar de una cerveza en un bar o una terraza. La mayoría de los bares sirven cerveza de barril de las marcas más conocidas, aunque también tienen muchas cervezas especiales. Suelen ser especialidades elaboradas en pequeñas cerveceras locales. Pero ten cuidado: estas cervezas pueden ser sorprendentemente fuertes.

  • Participa en una visita guiada en una de las cervecerías de Ámsterdam.
  • Prueba las cervezas únicas en el bar local.
  • ¡Disfruta de la compañía!

Tradicionalmente deliciosas

Hoy en día la cerveza se toma en ocasiones sociales o para disfrutar de un momento de tranquilidad. Pero hace siglos era una de las pocas cosas que podían tomarse sin peligro para la salud, ya que el agua solía estar contaminada y la leche se estropeaba rápidamente. Como la cerveza se fabrica con agua hervida y el lúpulo que contiene también contribuye a su esterilización, en el pasado todo el mundo bebía cerveza, tanto niños como adultos. Así que muchos pueblos tenían sus pequeñas cerveceras propias, parecidas a las muchas que siguen existiendo hoy en toda Holanda.

Disfruta de Holanda con una cerveza

Los holandeses suelen beber cervezas en uno de los «bruine kroegen» (bares marrones). Estos cafés los encontrarás en casi todos los pueblos y ciudades. Los Bruine cafés simbolizan el gezelligheid de Holanda, un término sin traducción exacta, pero que en un sentido amplio significa relajación, agradable y social.

En la mayoría de los cafés se sirven las cervezas en jarras de 0,25 litros. Esto es más o menos la mitad de una pinta estadounidense. Los holandeses son gente muy sociable, así que no dudes en entablar conversación con ellos mientras estás sentado en la barra.

Visita una cervecería

La Cervecería Heineken solía estar en el centro de Ámsterdam, y hoy en día encontrarás aquí el Heineken Experience. Dentro puedes participar en una visita guiada interactiva popular sobre la elaboración de la cerveza y sobre Heineken.

Brouwerij 't IJ es una pequeña cervecería autónoma en un molino de viento de Ámsterdam. Elaboran cervezas normales y de temporada, y en el café justo al lado puedes probar cervezas y sentarte cómodamente en la terraza.

Siempre deliciosa

Después de un largo día, entra en un bar y déjate aconsejar por el camarero. Puedes decidirte por una cerveza de barril de alguna de las marcas holandesas más conocidas, o tal vez prefieras un botellín de alguna especialidad local. Da lo mismo: la cerveza holandesa es siempre deliciosa, y excelente para apagar la sed. ¡Salud!