© Liberation Route

La Batalla del Estuario del Escalda

La Batalla del Estuario del Escalda consistió en una serie de operaciones militares que se llevaron a cabo en el norte de Bélgica y en la provincia de Zelanda, en el suroeste de Holanda, durante el otoño de 1944. Después de la liberación del puerto de Amberes, las fuerzas aliadas fueron las encargadas de expulsar a la ocupación alemana del Estuario del Escalda para abrir las líneas de suministro al frente aliado. Se libraron combates encarnizados sobre el fango espeso, entre la niebla densa y bajo las lluvias torrenciales alrededor de diques y presas, pólderes inundados, pueblos y ciudades extremadamente fortificados por las defensas alemanas. Fue un acontecimiento clave en la liberación de Holanda que ayudó a poner fin a la guerra, pero con considerables pérdidas de vidas humanas.

  • Rinde un homenaje a los soldados aliados caídos en Bergen op Zoom y en Westkapelle.
  • Descubre por qué el puerto de Amberes y el estuario del Escalda en Zelanda fueron tan importantes en las operaciones de los aliados.
  • Visita los pueblos de Zelanda que sufrieron grandes deterioros por las batallas.

Amberes y el comienzo de la Batalla del Estuario del Escalda

Los tanques británicos entraron en la ciudad de Amberes el 4 de septiembre de 1944. Después de un par de batallas breves, al final del día, los británicos tenían control de la ciudad. Esta victoria fue importante para los aliados, que necesitaban un puerto grande para ayudar a que llegasen los suministros a su ejército —en aquel momento, formado por unos dos millones de soldados— en Europa occidental y continuar su avance hacia Alemania.

Aunque los aliados controlaban Amberes, los alemanes habían fortificado enormemente la isla de Walcheren (en la actualidad, parte de Zelanda continental) en la boca del estuario del Escalda occidental, enterrando parcialmente sus cañones pesados para protegerlos de los ataques aéreos. Debido a problemas de suministro, y a que los aliados dieron prioridad a la Operación Market Garden, el ejército alemán tuvo ocasión de retirar la mayor parte de sus fuerzas por el estuario, transportando unos 86 000 hombres, 600 cañones y 6000 vehículos a la isla. Los alemanes controlaban ambos márgenes del río, así que era imposible que los dragaminas aliados despejasen el cauce extremadamente minado, por lo que las naves de suministros no podían navegar por él.

Un periodo terrible para los holandeses

La primera parte del plan de los aliados para abrir el estuario del Escalda consistía en despejar la zona norte de Amberes y asegurar el acceso a la península de Zuid-Beveland. El 28 de septiembre de 1944, la 2.ª División Canadiense comenzó su avance hacia el norte desde la ciudad belga para tomar el pueblo holandés de Woensdrecht. El 2 de octubre de 1944, dejaron caer panfletos en la isla de Walcheren avisando a los habitantes holandeses de que huyeran. Al día siguiente, los aliados bombardearon Westkapelle. Además de abrir un agujero en el dique, la explosión mató a 152 civiles y destruyó casi toda la ciudad. Otros ataques perforaron los diques en Veere, Vlissingen y Fort Rammekens. El 80 % de Walcheren quedó inundado, y miles de holandeses tuvieron que abandonar sus hogares y escapar a las escasas zonas de tierra firme que quedaban. Puedes obtener más información sobre el papel de Westkapelle en la guerra y las experiencias de sus habitantes en su Dijk- en oorlogsmuseum (Museo del Dique y la Guerra).

El Black Friday en Woensdrecht

El avance de las tropas canadienses se vio entorpecido por lluvias torrenciales, trampas y minas terrestres y el gran asalto en Woensdrecht no comenzó hasta el 7 de octubre. La batalla fue encarnizada y las tropas canadienses no contaban con tanta experiencia en comparación con los alemanes veteranos que defendían el pueblo. Uno de los enfrentamientos más sangrientos de la batalla, para tomar Woensdrecht, se libró el viernes 13 de octubre, cuando 56 soldados del Regimiento Canadiense Black Watch murieron durante un ataque a campo abierto contra posiciones alemanas. Las fuerzas canadienses llamaron a este día el Black Friday (Viernes Negro). A pesar de las grandes pérdidas y, en gran parte, gracias al apoyo aéreo y de artillería, los canadienses tomaron el control de Woensdrecht el 16 de octubre, cortando definitivamente el paso de las fuerzas alemanas en Zuid-Beveland y Walcheren.

Operación Switchback: despejar la Bolsa de Breskens

La segunda parte de la operación principal, Operación Switchback, tenía como objetivo despejar la Bolsa de Breskens, una zona al norte del canal Leopold y al sur del Escalda occidental. Las fuerzas alemanas habían volado los diques para inundar la zona, que se había convertido en un laberinto de diques y canales, haciendo imposible cualquier maniobra militar excepto en las carreteras estrechas construidas encima de los diques. Es más, los alemanes contaban con 10 000 hombres bien pertrechados con ametralladoras, morteros y artillería. A pesar de la defensa sólida de los alemanes, los canadienses, con ayuda de vehículos anfibios y tanques lanzallamas WASP, tomaron Breskens el 21 de octubre. El 2 de noviembre, los soldados canadienses asaltaron un fortín y capturaron al comandante alemán Knut Eberding, quien, a pesar de sus órdenes de luchar hasta la muerte por el Führer, se rindió sin disparar ni una sola bala. La Operación Switchback concluyó con éxito cuando el resto de las fuerzas alemanas bajaron las armas al día siguiente.

El éxito de la Operación Switchback

Mientras se llevaba a cabo la Operación Switchback, las fuerzas canadienses también pusieron en marcha la Operación Vitality, cuyo objetivo era retomar la península de Zuid-Beveland. Esta batalla también se libró sobre terreno inundado, repleto de minas y de defensas alemanas fortificadas. Las fuerzas aliadas no encontraron mucha resistencia hasta que alcanzaron la línea de defensa alemana principal en el canal de Zuid-Beveland. Con ayuda de vehículos anfibios de asalto de la 52.ª División de las Tierras Bajas de Escocia recién llegada, los aliados lograron tomar Zuid-Beveland sufriendo pocas bajas.

Las últimas piezas del puzle

A finales de octubre de 1944, la mayor parte de la zona alrededor del estuario del Escalda había quedado despejada, solo las baterías costeras alemanas en Walcheren impedían que los aliados usaran el puerto de Amberes. La liberación de la isla —por estas fechas, una fortaleza alemana bien fortificada— era la última pieza del puzle para abrir las líneas de suministro al puerto de Amberes. Por lo tanto, la 2.ª División de Infantería Canadiense puso en marcha la Operación Infatuate el 31 de octubre.  

Walcheren estaba conectada a la península de Zuid-Beveland mediante el Sloedam, una carretera de 1200 metros de largo y 45 metros de ancho que fue el escenario de intensos enfrentamientos. Las fuerzas aliadas llevaron a cabo con éxito ataques frontales en el Sloedam, pero pronto la ofensiva se estancó. Sabiendo que era demasiado arriesgado atacar por el frente, los soldados escoceses del 6.º batallón sorprendieron a los alemanes con un ataque nocturno después de atravesar las aguas fangosas del Sloe. Este ataque, con nombre en clave Operación Mallard, fue un éxito, y los alemanes, flanqueados, se retiraron. El 3 de noviembre, el Sloedam cayó en manos de los aliados. Visita el monumento a los caídos en Sloedam para rendir un homenaje en el monumento erigido en memoria de los miembros de las fuerzas canadienses y escocesas que perdieron la vida durante la Operación Mallard.

Como parte de la Operación Infatuate, las fuerzas aliadas también atacaron la isla desde otras dos direcciones: cruzando el Escalda desde el sur y desde el oeste por el mar, desembarcando en la ciudad holandesa de Vlissingen. En la actualidad puedes visitar "Uncle Beach", la zona en la que desembarcaron las fuerzas aliadas para tomar la ciudad, donde podrás encontrar más información sobre la ocupación, liberación y las experiencias de los ciudadanos de Zelanda durante la Segunda Guerra Mundial. 

El 6 de noviembre cayó la capital de Walcheren, Middelburg, y la resistencia alemana cesó completamente sus acciones tan solo dos días más tarde. La Batalla del Estuario del Escalda, una de las batallas más largas y encarnizadas que se haya librado nunca en Holanda había terminado y se había asegurado la línea de suministro de vital importancia. Puedes revivir los acontecimientos de la batalla en el Museo de la Liberación de Zelanda, que incluye búnkeres reconstruidos, barricadas y la iglesia auxiliar Ellewoutsdijk, que se usó durante la guerra. El Cementerio de Guerra Canadiense en Bergen op Zoom alberga las tumbas de 1116 soldados, incluidos 968 canadienses.

Te recomendamos: Más información sobre la liberación de Holanda y las fuerzas aliadas que desempeñaron papeles fundamentales en la finalización de la Segunda Guerra Mundial.

Descubre esta histórica Ruta Conmemorativa en Holanda, que une los hitos más importantes durante el avance de los aliados.

Operation Switchback - October 6, 1944

Closing the Scheldt Pocket - october 1944

Más Ruta de la Liberación