© Liberation route

La liberación de Holanda

3 de 3 visitantes consideran útil esta información.

La liberación de Holanda comenzó en septiembre de 1944 y duró hasta mayo de 1945. Comenzó después de aquel día fatídico en las playas de Normandía (6 de junio de 1944) cuando miles de soldados dieron su vida para que los aliados pudiesen establecer bases en Francia y en Europa, y después de que las tropas aliadas hubiesen expulsado las fuerzas alemanas de gran parte de Francia y Bélgica. Posteriormente, entraron en los Países Bajos y liberaron gran parte del país, consiguiendo finalmente liberar a la población holandesa de la ocupación que había quedado desvalida y que había visto a más de dos tercios de su población judía ser enviada a los campos de concentración.

  • Obtén más información sobre las batallas y campañas con las que los aliados proclamaron la victoria en Holanda.
  • Descubre los museos y cementerios militares que rinden homenaje y exploran este periodo oscuro de la historia de Holanda.
  • Sigue la Ruta de la Liberación y recorre los pasos de las tropas aliadas que ayudaron a liberar Holanda.

Alemania invade Holanda

A pesar de ser un país neutral durante la Segunda Guerra Mundial, Alemania invadió Holanda bajo las órdenes de Hitler el 10 de mayo de 1940. El gobierno y la familia real de Holanda huyeron mientras el ejército defendía el país, a pesar de no estar preparado y de estar mal equipado para vencer a las tropas alemanas, que estaban mejor entrenadas. Tras un brutal asalto que incluyó el bombardeo de blancos civiles en Róterdam, el alto mando holandés rindió Holanda a las tropas alemanas, dando prioridad a la protección de vidas inocentes frente a la libertad del país. Pasaron cinco años hasta que los holandeses volvieron a ser libres

Puesta en marcha de la Operación Market Garden

Tras liberar Bruselas a principios de septiembre de 1944, las fuerzas aliadas cesaron su avance. Fue en este momento que el mariscal de campo británico, Bernard Montgomery, presentó su atrevido plan para una nueva operación ante el comandante supremo aliado, el general estadounidense Dwight D. Eisenhower. Su idea era tomar varios puentes que cruzaban los principales ríos de Holanda, sorteando la línea de defensa Siegfried de las Potencias del Eje, y luego avanzar rápidamente hacia el centro de Alemania. Esta fue la Operación Market Garden y Montgomery estaba convencido de que su éxito traería el fin de la guerra en Navidad.

Lamentablemente, a pesar de ser una de las operaciones aéreas más grandes de la historia, la Operación Market Garden solo fue un éxito parcial. Descubre cómo Nimega y gran parte de Brabante septentrional fueron liberadas tras intensas batallas. Aun así, los aliados fueron derrotados en su intento de asegurar el último puente sobre el Rin en la Batalla de Arnhem y la operación terminó fracasando.

La Batalla del Estuario del Escalda y la liberación del sur de Holanda

Los aliados tuvieron más éxito en otras zonas de Holanda. Aunque fue una de las campañas más duras de toda la guerra, la Batalla del Estuario del Escalda consiguió expulsar a la ocupación alemana del estuario del Escalda y abrir las líneas de suministros para el frente aliado. Sin embargo, esta victoria, lograda gracias a las tropas canadienses y polacas que lucharon en los diques, presas, pólderes inundados, pueblos y ciudades sumamente fortificados de Zelanda, les costó caro. Al final de esta campaña, que duró más de dos semanas, más de 6000 soldados canadienses perdieron la vida, resultaron heridos o fueron capturados.

Uno de los resultados clave de la Operación Market Garden fue que las tropas aliadas también liberaron un pasadizo que se extendía desde Bélgica hasta Nimega, pasando por Eindhoven. Esta zona estratégica se aseguró incluso más con la Batalla de Overloon. Comenzó a finales de septiembre de 1944 y fue una de las batallas más feroces que se habían visto nunca en Holanda durante la Segunda Guerra Mundial. Por las mismas fechas, una fuerza aliada atacó el oeste y el centro de Brabante, liberando la provincia a principios de noviembre. Obtén más información sobre estas batallas y los soldados que lucharon por la liberación aquí en el Oorlogsmuseum Overloon (Museo de Guerra Overloon).

La liberación de Limburgo y Brabante

Los alemanes en el centro y el oeste de Brabante suponían una amenaza para las vías de abastecimiento desde y hacia el puerto de Amberes, por tanto, a mediados de octubre, las tropas británicas y canadienses pusieron en marcha la Operación Pheasant para hacer retroceder a los alemanes sobre el río Mosa. El 14 de noviembre, comenzó la Operación Nutcracker, la última ofensiva para liberar el norte de Limburgo. A la región llegaron masivamente tropas aliadas, y el 26 de noviembre de 1944 los alemanes habían retrocedido al Mosa. El 3 de diciembre de 1944, la mayor parte del sur de Holanda había sido liberada.

La monotonía de la guerra y el "invierno del hambre" de Holanda

Cuando llegó el invierno, disminuyeron los enfrentamientos en Holanda, y la monotonía de la guerra sustituyó al horror, con los soldados luchando contra el frío y el hambre intensos así como contra las fuerzas alemanas. Muchos soldados sufrieron enfermedades y pasaron fiebre, mientras que parte de la población holandesa se vio forzada a vivir bajo tierra en sótanos y refugios. La vida cotidiana de los 3,5 millones de holandeses viviendo en las zonas de Holanda todavía ocupadas, estaba dominada por una búsqueda incesante, y cada vez más desesperada, de comida y combustibles. Las ejecuciones eran habituales, ordenadas por delitos insignificantes, incluido por violar el toque de queda. Debido a este "invierno del hambre", más de 20 000 holandeses perdieron la vida.

Operación Veritable y el comienzo del fin

En febrero de 1945, el frente de batalla que se extendía por Holanda estaba tranquilo y casi no hubo batallas. Esto no siguió así. Todo lo contrario, en Nimega comenzaron a entrar masas de soldados británicos y canadienses. Durante el día, los estadounidenses bombardeaban Alemania; por la noche, lo hacía la RAF británica. El 8 de febrero de 1945, comenzó la Operación Veritable. El comienzo de la Ofensiva de Renania, una operación a gran escala para recuperar la zona al oeste del río Rin y, después cruzarlo, involucró la participación de más de 300 000 soldados británicos, canadienses y polacos para hacer retroceder a las Potencias del Eje a Alemania. La Operación Grenade de las fuerzas estadounidenses fue planificada para comenzar simultáneamente, movilizando a los aliados al Rin en un movimiento de pinza; sin embargo, los alemanes habían inundado el río Rur, evitando que se pusiera en marcha la operación. Descubre más información sobre la Operación Veritable y cómo los británicos consiguieron al final abrirse paso al extremo este del bosque Reichswald. Unas dos semanas tras su puesta en marcha, Veritable fue un éxito.

El Vrijheidsmuseum (Museo de la Libertad) cerca de Groesbeek es una de las mejores maneras de descubrir esta etapa de la historia. El museo se encuentra en la zona en la que la 82.ª División Aerotransportada estadounidense comenzó su ataque sobre Nimega durante la Operación Market Garden y donde se puso en marcha la Operación Veritable un par de meses después. Se utilizan olores, presentaciones interactivas, dioramas, modelos, películas originales y fragmentos de sonido para evocar la vida durante estos acontecimientos.

El fin de la liberación

La batalla que se libró el 23 de marzo de 1945 demostró ser la última batalla estratégica entre los aliados y los alemanes en Europa. Esta victoria permitió a los aliados avanzar hacia el Rin. El éxito final de la Operación Veritable y de la ofensiva de Renania allanó el camino hacia la continua liberación de los pueblos y las ciudades de Holanda. Desde Gendringen y Emmerich, las tropas canadienses volvieron a entrar en Holanda y se dirigieron hacia el norte para ayudar a liberar la zona hasta el Mar de Frisia. Tres divisiones británicas se trasladaron desde la ciudad alemana de Wesel hasta Holanda, conquistando rápidamente pueblo tras pueblo. El 16 de abril, las tropas aliadas liberaron Arnhem; el 5 de mayo, Holanda volvió a ser libre otra vez.

Conmemoración, Día de la Liberación y la creación de la Organización de las Naciones Unidas

El 4 de mayo de cada año, Holanda se detiene para honrar a los caídos durante el Día de la Memoria. En Ámsterdam, se celebra una ceremonia nacional en la plaza Dam, mientras que otras ceremonias conmemorativas se celebran por pueblos y ciudades de todo el país, así como en los cementerios de guerra de Holanda.

El día siguiente, 5 de mayo, se conoce como el Día de la Liberación (Bevrijdingsdag en holandés) y se celebra con festivales en Ámsterdam y en las 12 capitales de cada provincia de Holanda. También fue este día en el que el general Foulkes, comandante del 1.er ejército canadiense, llamó al general alemán Blaskowitz al Hotel de Wereld en la ciudad holandesa de Wageningen para firmar un documento de rendición. Wageningen ahora se llama a sí misma la "Ciudad de la Liberación" y celebra la libertad de Holanda con una gran variedad de eventos el 4 y 5 de mayo. Puedes descubrir más sobre estos eventos en el Museo De Casteelse Poort.

Como respuesta ante las tragedias de la Segunda Guerra Mundial, las grandes potencias de todas partes del mundo se unieron para formar la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Puedes obtener más información sobre la creación y las competencias de la ONU en La Haya, también conocida como la Ciudad de la Paz y la Justicia