Holanda, el país del agua

99 Visitas

En Holanda abunda el agua y destaca por su pericia en la política de la gestión del agua. Además, el hecho de que Holanda esté situada junto al mar hace que sea un país próspero.

Información general

La superficie total de Holanda es de 41.500 km² de los cuales 7700 km² son agua. Los tres ríos principales (Rin, Mosa y Escalda) desembocan en el Mar del Norte. Una cuarta parte de Holanda se encuentra bajo el nivel del mar. La ciudad de Nieuwerkerk aan den IJssel es el punto más bajo de Holanda con 6,74 metros bajo el nivel del mar. Además, Schiphol Amsterdam es el único gran aeropuerto que se encuentra bajo el nivel del mar.

Prosteridad económica gracias también al agua

Durante la Edad de Oro, en el siglo XVII, Holanda evolucionó hasta conseguir un importante poder comercial naviero. Los famosos barcos de la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales navegaron a destinos lejanos y volvieron con especias y telas. Durante este período, ciudades como Ámsterdam, Utrecht y Róterdam se transformaron en importantes lugares comerciales, algo sin duda motivado por su ubicación cerca del mar. Hoy en día el puerto de Róterdam es el segundo más grande del mundo, por lo que Holanda ocupa una posición importante en el transporte marítimo. También se utiliza el transporte fluvial hacia Europa Oriental. Además, la industria pesquera es un sector importante de Holanda debido a su ubicación al lado del Mar del Norte.

La lucha contra el agua

Los holandeses llevan siglos luchando contra el agua. Los campesinos controlaron el nivel del agua utilizando molinos y diques para protegerse. El nivel del agua ha aumentado 17 centímetros en el último siglo y se espera que se eleve a 59 centímetros este siglo. Cuando tuvo lugar la inundación de 1953, un 8% del país se inundó y 1.838 personas se murieron. Desde entonces, la Comisión Delta ha construido diques y otras barreras contra el agua. El lema de la provincia de Zelandia es  “Luctor et emergo” (Lucho y venzo).

Las barreras: lugares de interés turístico

Hay unas enormes barreras que marcan el paisaje holandés y atraen a muchos turistas: el dique fluvial contra mareas de temporal llamado Nieuwe Waterweg, el dique Oosterschelde (Parque Delta Neeltje Jans), el dique Europoort y el Noordzeekanaal (Canal del Mar del Norte). También vale la pena mencionar el dique Afsluitdijk que tiene 30 kilómetros de largo. Es el dique más largo de Holanda y une las provincias de Holanda Septentrional y Frisia. Además, separa el lago IJsselmeer del Mar de Frisia. Hoy en día el Afsluitdijk protege grandes partes de Holanda contra las inundaciones y es de gran importancia para la política del agua holandesa.

La política del agua sigue teniendo un papel fundamental para Holanda debido al cambio climático y al calentamiento global así como a la subida del nivel del mar. La tendencia actual es evitar restringir el cauce normal del agua, ya que esto provoca inundaciones.

Los conocimientos del agua como producto de exportación

Holanda tiene fama mundial por su experiencia en la política del manejo de las aguas. Las empresas de drenaje holandesas (Royal Boskalis, Van Oord) y de ingeniería hidráulica (DHV, Witteveen+Bos, Arcadis y Royal Haskoning, que pertenecen a las diez más grandes del mundo) participan en grandes proyectos hidráulicos en todo el mundo. Se trata de un mercado constante debido al cambio climático y a las subidas del nivel del mar.

En la página web de Waterland (País del agua) se puede leer más información sobre Holanda y el agua. La innovación en el uso sostenible del agua es un tema importante. Unos ejemplos de innovación son la Isla de Tulipán (Tulpeiland), un parque de turbinas eólicas en el Mar del Norte para generar energía y la Fábrica de Agua (Waterfabriek) en el zoo de Emmen para reciclar el agua.

El agua y el turismo en Holanda

La gran cantidad de agua de la que Holanda dispone hace que sea el lugar perfecto para hacer actividades acuáticas como la navegación. Unos ejemplos son la navegación a vela, el surf a vela, el kite surf, el buceo y la pesca. Las provincias holandesas con la mayor cantidad de agua son Frisia (los lagos frisios) y Zelanda (Mar del Norte, el lago Grevelingen y el Oosterschelde).

Eventos

Cada año tienen lugar varios eventos relacionados con el agua, como:

• Días de Puertos Mundiales (Wereldhavendagen): Puerto de Róterdam abierto al público.
• HISWA: Exposición de barcos.
• La Semana de Sneek (Sneekweek): Evento anual de navegación a vela en Frisia
Día de las banderitas (Vlaggetjesdag): En Scheveningen 

Atracciones

La línea de defensa de Ámsterdam, que tiene 135 kilómetros de largo y protegió Ámsterdam contra el agua, es parte de la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Los turistas interesados en la historia de Holanda y el agua no deben perderse una visita. Además, puedes ver más del país y el agua en el Plan Delta (Deltawerken), la tierra inundada de Saeftinghe (Verdronken Land van Saeftinghe) en el Westerschelde, el pueblo Giethoorn (la Venecia de Holanda), el Museo del Agua de Holanda (Watermuseum), el Museo Marítimo de Ámsterdam (Scheepvaartmuseum), el Museo Marítimo de Róterdam, el barco de la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales llamado De Batavia, el Museo Marítimo de Vlissingen, la provincia de Zelanda y el museo Zuiderzee.

Alojamiento

En verano del 2012 se inaugura un nuevo alojamiento turístico único en el Mar de Frisia: el Waddendobber. Este original alojamiento es apto para cuatro personas y está situado en un banco de arena cuando hay marea baja y flota sobre el agua cuando hay marea alta. También se puede pasar la noche sobre el agua en un barco (Kagerplassen, Utrecht, Biesbosch) y en el hotel flotante Botel (en Ámsterdam, Róterdam, Maastricht y otros lugares).

Vivir sobre el agua

En un país densamente poblado como Holanda, las casas flotantes han llegado a ser una buena alternativa para el desarrollo urbano. Antes se consideraban como una manera económica de vivir, pero ahora se consideran como una forma de vida con mayor libertad y conciencia de la naturaleza que nos rodea. Hoy en día se construyen casas sobre el agua a gran escala. No sólo se construyen casas individuales, sino también barrios enteros. Éstos son unos ejemplos: Blauwe Hart (Corazón azul) en Leeuwarden, Waterwijk (Barrio del agua) en Zierikzee y Terwijde en Utrecht. El barrio de IJburg en Ámsterdam consiste en complejos flotantes donde embarcaderos funcionan como calles y plazas. En la ciudad de Almere se está construyendo la isla Booneiland en la que habrá casas diseñadas por Piet Boon.

Holanda aspira además a organizar los Juegos Olímpicos de 2028 en un pueblo flotante en el lago IJmeer, lo que también se conoce como el Plan Aquarius.