Boerenkool

4403 Visitas

Boerenkool

Además de ser uno de los temas de conversación favoritos de los holandeses, el tiempo parece desencadenar también ciertas preferencias alimentarias. En cuanto aparece la primera helada nocturna, los holandeses desarrollan un repentino gusto por las verduras de la familia del repollo, sobre todo las coles de Bruselas y la col rizada, o boerenkool.

Leer más

Además de ser uno de los temas de conversación favoritos de los holandeses, el tiempo parece desencadenar también ciertas preferencias alimentarias. En cuanto aparece la primera helada nocturna, los holandeses desarrollan un repentino gusto por las verduras de la familia del repollo, sobre todo las coles de Bruselas y la col rizada, o boerenkool.

El país cuenta con un sólido y versátil repertorio de platos de invierno. Aunque existen muchas variaciones regionales, los platos principales son sólidos, en el sentido de que muchos están formados por los 3 ingredientes típicos, carne, verdura y patatas; y versátiles porque... bueno, porque los holandeses le echan de todo a su famoso "stamppot". El stamppot (literalmente, "olla machacada") es un plato formado por patatas cocidas machacadas con verdura cruda o cocida: zanahorias y cebolla en el hutspot, espinacas o grelos crudos, o, en este caso, col rizada.

El de boerenkool probablemente sea el stamppot favorito de Holanda; generalmente se sirve con salchicha ahumada. Además de ser un plato de invierno tradicional, el stamppot de boerenkool se está convirtiendo en el plato favorito para Nochevieja. Nada raro, teniendo en cuenta las demás tradiciones culinarias para la última noche del año: azucarados buñuelos y pestiños de manzana, los oliebollen y appelbeignets.

Boerenkool (puré de patata y col rizada)

  • 500 gramos de col verde rizada
  • 1 kg de patatas
  • 25 gr de mantequilla sin sal
  • 50 ml de leche caliente
  • 1 salchicha ahumada
  • Una pizca de sal

Lavar la col, arrancar las hojas de los tallos y cortarlas en juliana fina. Pelar las patatas, partirlas en cuartos y ponerlas en una cazuela. Añadir agua hasta que apenas cubra las patatas, y colocar la col encima. Poner la salchicha encima de la col. Tapar la cazuela y llevar a ebullición. Dejar cocer a fuego lento durante unos 20 minutos, o hasta que las patatas estén hechas. Retirar la salchicha, escurrir bien y aplastar las patatas y la verdura con un tenedor (o un pasapurés) hasta convertirlas en puré. Añadir la mantequilla y la leche (o, para una versión más ligera, el agua de cocción), y mezclar bien. Probar y rectificar de sal si es necesario. Cortar la salchicha en rodajas y servir con el stamppot. Se puede acompañar también con mostaza.

Descubre Holanda en todas las estaciones del año

Holanda es preciosa en todas las estaciones. Descubre las mejores sugerencias de vacaciones para primavera, verano, otoño e invierno.

Leer más