El fenómeno “fixie”

Denise Mosbach, lunes 6 de mayo de 2013, 694 Visitas

El fenómeno “fixie”

Son aerodinámicas, supermodernas y molan un montón, son de piñón fijo, y por eso los enterados las llaman “fixies”. Pero lo que muchos no saben es que las fixies son en realidad un concepto bastante antiguo. ‘La primera bicicleta se inventó hace 100 años, y no tenía freno, ni marchas, ni ninguna otra novedad técnica’, dice Sammy Dirksz, propietario de Pristine, la primera “tienda fixie” holandesa. Para los que no tienen ni idea de lo que es una fixie: “fixie” se refiere a “fixed gear”, es decir, que el piñón va fijo al buje trasero. Es un poco como una versión moderna de la bicicleta de velódromo.

Leer más

Son aerodinámicas, supermodernas y molan un montón, son de piñón fijo, y por eso los enterados las llaman “fixies”. Pero lo que muchos no saben es que las fixies son en realidad un concepto bastante antiguo. ‘La primera bicicleta se inventó hace 100 años, y no tenía freno, ni marchas, ni ninguna otra novedad técnica’, dice Sammy Dirksz, propietario de Pristine, la primera “tienda fixie” holandesa. Para los que no tienen ni idea de lo que es una fixie: “fixie” se refiere a “fixed gear”, es decir, que el piñón va fijo al buje trasero. Es un poco como una versión moderna de la bicicleta de velódromo.

La moda fixie viene de Estados Unidos, donde tienen los modelos más bellos. Sus usuarios son de lo más variopinto, desde abogados y comerciantes hasta estudiantes o artistas. Todos quieren tener una. Europa se sumó enseguida a esta tendencia, con Londres, Estocolmo y Berlín a la cabeza. Y al parecer, ahora también Holanda se ha contagiado del virus fixie. Sobre todo Ámsterdam, donde cada vez hay más gente a la última que usa una de estas bicis.

Montar una fixie es una experiencia a la que hay que acostumbrarse, porque estas bicicletas, oficialmente, no tienen frenos. Eso es, no hay frenos. ‘La velocidad se reduce aplicando contrapresión en los pedales’, dice Sammy. ‘Hay que derrapar para bloquear totalmente la rueda trasera y detener rápidamente la bici, aunque esta técnica exige bastante práctica’. Si eres un turista con poca experiencia, debes saber que esta moderna versión de la bici holandesa tradicional, aunque sea de lo más molona, no es lo más adecuado para recorrer el país. Para eso, lo mejor sigue siendo la bicicleta urbana de toda la vida.

Para esta última tienes dos opciones: alquilar una bicicleta para turistas (con las pegatinas correspondientes y el color apropiado), de manera que todo el mundo te reconozca por lo que eres. No hay nada malo en ello, pero así y todo… La alternativa es alquilar un modelo normal y corriente para recorrer la ciudad como si fueras realmente de aquí. Estas bicis se pueden alquilar en WorkCycles, donde también tienen tándems y bicis de transporte. Si lo que quieres es descubrir la “Venecia del Norte” a la italiana, alquila una motocicleta. En Scooterverhuur 020 tienen unas Vespas muy majas. Aunque es un poco como hacer trampa, ¿no?

Descubre más en las cercanías
Google map

Descubre Holanda en todas las estaciones del año

Holanda es preciosa en todas las estaciones. Descubre las mejores sugerencias de vacaciones para primavera, verano, otoño e invierno.

Leer más