La ciudad blanca de Thorn

4142 Visitas

La ciudad blanca de Thorn

¿Sabías que este rinconcito de Limburgo fue una vez el principado más pequeño del mundo? Hoy es una ciudad con edificaciones centenarias y, naturalmente, sus casitas blancas.

Leer más

La pequeña ciudad de Thorn está en el sur de Holanda, en la provincia de Limburgo. En su época fue el principado más pequeño del mundo, y ahora es uno de los lugares que debes visitar cuando vengas a Holanda. Thorn es famosa por sus casitas antiguas pintadas de blanco y sus edificios monumentales. ¡No es extraño que esta pequeña ciudad atraiga a tantos visitantes todos los años!

  • Descubre la historia que ocultan sus casas pintadas de blanco.
  • Visita museos como el Museo Municipal y la Iglesia de la Abadía de Thorn.

Las casitas blancas de los pobres

Thorn apareció cuando hacia 990 se fundó la abadía para religiosas procedentes de la aristocracia. El lugar fue creciendo hasta convertirse finalmente en un pequeño principado. Tres siglos después Thorn obtuvo sus derechos de ciudad, y se amuralló parcialmente. Muchas de las casitas donde moraban aquellas mujeres se conservan aún, y pueden visitarse.

Cuando a finales del siglo XVIII las damas de la aristocracia huyeron de los franceses, llegaron a la ciudad muchos pobres. Los franceses crearon un impuesto que dependía del tamaño de las ventanas de las casas. Como los pobres no podían pagarlo, redujeron el tamaño de sus ventanas cerrándolas con ladrillos. Después las pintaron de blanco, para que no se viera la diferencia entre los ladrillos nuevos y los viejos.

Cosas que ver en Thorn

Si vienes a Thorn, no te pierdas la Iglesia de la Abadía (Abdijkerk) de Thorn. Aquí empezaba antes la ciudad. Este imponente edificio se fue creando a lo largo de los siglos y en distintas fases. La parte más antigua data del siglo X. El interior es del siglo XVIII. A finales del siglo XIX la abadía fue restaurada por Pierre Cuypers, conocido por la Estación Central y el Rijksmuseum en Ámsterdam.

Visita también el Museo Municipal Land van Thorn, donde se exhiben excavaciones arqueológicas y todo tipo de objetos antiguos que nos remiten a la historia de Thorn. También puedes dar un paseo por la ciudad con ayuda de un sistema de audio, que te llevará por los edificios canónicos y el beaterio, o Begijnhof.  

Más cosas en los alrededores de Thorn

No lejos de Thorn está la ciudad histórica de Roermond, donde la gente acude sobre todo para ir de tiendas. Aunque también puedes visitar sus preciosos edificios monumentales y la impresionante torre de la iglesia, que tanto ha tenido que soportar a lo largo de los siglos.

Thorn tiene también áreas naturales muy especiales. Al norte de la ciudad está el Parque nacional De Groote Peel, una de las zonas con más abundancia de aves de toda Holanda. 

Alojamiento en Thorn

Lo más aconsejable para disfrutar plenamente de la pequeña ciudad blanca de Thorn es quedarse en una de sus típicas casitas blancas. ¡Se puede! ¿Qué te parece alojarte en un apartamento en la casa del molinero, la Molenaarshuis? ¡Te sentirás transportado a otra época! En Thorn hay también varios hoteles muy bonitos y con mucho encanto. Pero ten en cuenta que Thorn es un destino muy popular. Reserva con tiempo si no te quieres perder esta experiencia.

Descubre más en las cercanías
Google map

Descubre Holanda en todas las estaciones del año

Holanda es preciosa en todas las estaciones. Descubre las mejores sugerencias de vacaciones para primavera, verano, otoño e invierno.

Leer más