Muiderslot

Ulrike Grafberger, martes 5 de marzo de 2013, 696 Visitas

Muiderslot

Hoy tenemos en la agenda un viaje a Muiderslot, una fortaleza en el sudeste de Ámsterdam. Y como corresponde a un castillo genuino, éste tiene un foso, un puente levadizo y altas murallas. Al entrar en los terrenos del castillo te sentirás trasladado a la Edad Media tanto por sus antiguos muros como por el paisaje que te rodea. Campesinas vestidas con pesados trajes de lino preparan la comida; caballeros de brillante armadura patrullan la zona armados de lanzas, espadas y escudos. Auténtica Historia viva.

Leer más
Hoy tenemos en la agenda un viaje a Muiderslot, una fortaleza en el sudeste de Ámsterdam. Y como corresponde a un castillo genuino, éste tiene un foso, un puente levadizo y altas murallas.

Al entrar en los terrenos del castillo te sentirás trasladado a la Edad Media tanto por sus antiguos muros como por el paisaje que te rodea. Campesinas vestidas con pesados trajes de lino preparan la comida; caballeros de brillante armadura patrullan la zona armados de lanzas, espadas y escudos. Auténtica Historia viva.

Un castillo majestuoso

Después de cruzar el puente levadizo llegas al patio interno, rodeado de murallas de metro y medio de grosor y con cuatro torres redondas. Esta imponente fortaleza tenía también su utilidad, ya que Muiderslot formaba parte de un importante sistema de defensa. El Conde Floris construyó Muiderslot en 1285 aquí, donde el río Vecht se abre al mar Zuiderzee, en lo que ahora es el lago Ijselmeer. Para conseguir dinero con el que construir la fortaleza tendió una fuerte cadena atravesando el río, de modo que cualquiera que quisiera navegar a Ámsterdam por el río Vecht primero tenía que pagar al buen conde un peaje para retirar la cadena y que el barco pudiera pasar.

Además de inteligente, Floris V también era buena persona. Creó su propia orden de caballería y ayudó a muchos hombres sencillos a llegar a caballeros, ganándose así el apodo "Der keerlen god”, el “dios de los pobres”. Después de su muerte Muiderslot sufrió varios desperfectos, se reconstruyó y, durante mucho tiempo, fue el hogar y lugar de encuentro de varios escritores holandeses, como Jacob Cats, Joost van den Vondel y Pieter Corneliszoon Hooft. Éste último (conocido como “el Shakespeare holandés”) reunió a numerosos eruditos en Muiderslot y, junto con Floris, fue el habitante más ilustre del castillo. En los siglos 18 y 19 Muiderslot se utilizó como barracón, y hoy en día es uno de los destinos más populares para excursiones.

¿Y qué hay que ver en Muiderslot?

Nosotros fuimos en una visita guiada, pero también puedes explorar el castillo por tu cuenta, ya que hay paneles por todas partes con información detallada. Por ejemplo, hay una Ruta de los Caballeros que lleva a la torre occidental y a los aposentos. Aquí puedes ponerte un traje medieval y jugar a ser un caballero o una damisela. ¡No te olvides la cámara! También está la Sala de Armas, donde se exponen espadas, alabardas, y armaduras. También aquí rige la política habitual de los museos holandeses: descubre y prueba cosas nuevas. ¡Así que súbete a un caballo de madera y compite con papá en el torneo! El ganador será armado caballero en la Sala de Caza. La Ruta de las Torres te permite descubrir las otras 3 torres y aprender algo sobre la historia de Muiderslot.

¡Damiselas y jóvenes caballeros, bienvenidos!

Muiderslot es una experiencia muy entretenida para los adultos, pero para los niños es una auténtica aventura.
¿Qué comían los caballeros? ¿Cómo dormían? ¿Cómo luchaban?
¡Descubre todo esto en Muiderslot! Mejor aún, puedes hacer muchas cosas tú mismo: disfrazarte, jugar, probar cosas. Y si tienes suerte, te encontrarás con la bruja en su tienda. Puedes contarle tus preocupaciones grandes y pequeñas, como esos problemas que tienes con tu mejor amigo. La bruja mete tus problemas en una bolsita, añade unas cuantas hierbas, cierra la bolsa y te la da. ¡Seguro que desaparecen!

Aves de presa y hierbas medicinales

Si visitas Muiderslot en verano verás los jardines del castillo en todo su esplendor. Como era normal en el siglo 17, el jardín está dividido en una huerta y un jardín de flores. Verduras de épocas pasadas y hierbas para uso medicinal y para teñir la ropa crecen en compañía de tomates, calabazas y coles. El paseo cubierto proporciona sombra entre los árboles, rodeado de fragantes flores. Durante los meses de verano también podrás admirar el arte del halconero. Los miércoles y los sábados por la tarde hay exhibiciones de vuelo de aves rapaces. Y eso significa que tendremos que volver en verano, para meter todos los problemas que tengamos en la bolsa de la bruja y ver volar a los halcones.

A propósito: si te entra hambre o sed, pásate por la taberna del castillo o siéntate en la terraza del patio interno.

Muiderslot, 1 Herengracht, Muiden, al sudeste de Ámsterdam

Descubre más en las cercanías
Google map

Descubre Holanda en todas las estaciones del año

Holanda es preciosa en todas las estaciones. Descubre las mejores sugerencias de vacaciones para primavera, verano, otoño e invierno.

Leer más

Pasar la noche en un castillo

Nada más romántico que dormir en un castillo, disfrutar de todo el lujo y estar rodeado por la naturaleza.

Leer más

Castillos y mansiones rurales

Visita los castillos y mansiones rurales más bonitos de Holanda y admira su arquitectura, sus colecciones de arte y sus jardines.

Leer más