Seducción a la holandesa

Elleke van Duin, viernes 10 de octubre de 2014 618 Visitas

Un 100% considera útil este artículo.

Seducción a la holandesa

La diseñadora de lencería Marlies Dekkers ha despertado a la mujer holandesa. Adiós a la lencería aburrida y funcional: sentirse sexy mejora la autoestima.

Leer más

Igual no lo sabías, pero los holandeses parecen tener una obsesión con la ropa interior. Durante siglos las camisetas, los calzones largos y los pijamas nos mantuvieron calentitos durante los largos y fríos inviernos. Por eso, las sólidas creaciones de Jansen&Tilanus (fundada en 1869) se vendían como caramelos, hasta que al acabar la Segunda Guerra Mundial la compañía perdió la batalla contra los países más baratos. Ten Cate tomó las riendas y ha estado suministrando a los holandeses ropa interior cómoda y funcional hasta hoy. Y, como somos muy prácticos, un buen corte es muy importante.

Con el paso de los años nos hemos vuelto más atrevidos. Madonna conmocionó al mundo durante su gira Blond Ambition cuando actuó enfundada en un corsé de Jean Paul Gaultier. Mostrándose provocativamente erótica, la cantante demostró que la lencería no tiene por qué ser vulgar, sino que puede fortalecer a la mujer y darle confianza en sí misma. De esto se aprovecha Marlies Dekkers. Esta voluntariosa diseñadora ya se había distanciado hacía tiempo de la ropa interior llena de encajes y adornos (‘las puntillas son para mujeres que quieren parecer una tableta de chocolate), y en 1993 lanzó su propia marca de lencería, Undressed: ya era hora de animar un poco las cosas. Sus diseños se caracterizan por contornos y recortes en sitios inesperados, con tirantes sin más propósito definido que crear un look sexy. Su lema: las mujeres deben sentirse sexys para ellas mismas, no para agradar a otros.

Holanda se rindió en masa a Marlies Dekkers, con tirantes sexys asomando por escotes de todo el país. Después de veinte años sus diseños pueden seguir comprándose en más de 1.000 tiendas en 20 países, y tiene 12 tiendas propias, 9 de ellas en Holanda. Famosas como Kylie Minogue, Christina Aguilera y Kate Perry llevan regularmente sus diseños.

Al calor del éxito de Dekkers surgieron más y más marcas holandesas de lencería. Los diseños de Lingadore (fundada en 2007) son femeninos, refinados y extremadamente sexy, a pesar de tener su sede en el campo (provincia de Drente). Su colección de primavera incluye preciosos ligueros y bodys con estampado de leopardo. Hace tres años Jackie Jansman lanzó su marca Sjjans, con diseños simples y estilosos, pero impactantes. La diseñadora Firouze Akhbari destaca por su lencería elegante y algo atrevida, y hace poco lanzó su primera colección con el nombre de Pretty Wild. Con bellos y delicados encajes italianos y franceses, todo está hecho a mano y decorado con flores bordadas, lazos o penachos y corchetes de lo más sexy. ¿Quién dijo que los holandeses no eran apasionados?

Wild Lingerie se vende en Azzurro, P.C. Hooftstraat 142a, Ámsterdam

Descubre más en las cercanías
Seducción a la holandesa

Descubre Holanda en todas las estaciones del año

Holanda es preciosa en todas las estaciones. Descubre las mejores sugerencias de vacaciones para primavera, verano, otoño e invierno.

Leer más