El transporte público en Holanda

Holanda es un país pequeño y densamente poblado. Así que, lógicamente, tenemos un transporte público que funciona muy bien. Con el autobús, el tren, el metro o el transbordador puedes llegar a casi cualquier lugar del país. Además tienen un horario muy regular y son muy seguros y económicos. Y aunque las empresas de transporte público cambian según la región, todas trabajan en colaboración. Si quieres utilizar el transporte público, necesitas una 'OV Chipkaart' para poder pagar: una tarjeta con un chip que debes cargar con la cantidad que necesites para tus viajes. Puedes comprarla y cargarla en las estaciones de tren, en quioscos y en los grandes supermercados, y utilizarla inmediatamente.

No lo olvides: no se puede recargar la tarjeta OV Chipkaart ni comprar billetes de tren con tarjeta de crédito. Sólo en la estación del Aeropuerto de Schiphol y en la Estación Central de Ámsterdam se admite el pago con tarjeta de crédito para la compra de billetes de tren en los expendedores automáticos.

  • El transporte público es rápido y barato.
  • Compra una tarjeta OV Chipkaart (a tu nombre o ""anónima"").
  • La tarjeta OV Chipkaart no puede recargarse con tarjeta de crédito.
  • La mayoría de los billetes de tren no pueden comprarse con tarjeta de crédito.