El palacio de Soestdijk se convertirá en un hotel de lujo

30 de junio de 2017

El palacio de Soestdijk, situado en Baarn –localidad cercana a Amersfoort- se convertirá en un hotel de lujo en el futuro. La que fuera una de las cuatro residencias oficiales de la familia real holandesa y hogar durante 60 años de la reina Juliana y el príncipe Bernardo (abuelos del actual Rey Guillermo), albergará un total de 20 suites, una sala de exposiciones y 65 casas donde antes estaban los antiguos barracones de la policía.

El espacio para exposiciones mostrará distintas facetas de Holanda en áreas como la arquitectura, la agricultura, la comida y la gestión del agua. Además una parte del bosque que hoy está cerrada, será accesible a todo el mundo.

El palacio de Soestdijk fue construido para un alcalde de Ámsterdam en 1650 y utilizado por la familia real holandesa desde 1815. Tras contraer matrimonio, la princesa Juliana y el príncipe Bernhard se mudaron al palacio en 1937. Durante la II Guerra Mundial emigraron al extranjero y en el palacio se establecieron oficiales alemanes. Cuando la princesa Juliana fue proclamada reina en 1948, Soestdijk pasó a ser residencia real, título que perdió cuando la princesa Beatriz fue coronada reina en 1980. Juliana y Bernardo vivieron en el palacio hasta el año 2004, y desde entonces permanece vacío.