El Mauritshuis también se rendirá a Rembrandt

16 de noviembre de 2018

Rembrandt - De anatomische les van Dr. Nicolaes Tulp, 1632 Mauritshuis, Den Haag

El museo Mauritshuis de La Haya, que presume de albergar una de la más famosas e importantes colecciones pictóricas de Rembrandt en el mundo, también se sumará a las celebraciones por el año del artista con dos exposiciones. La primera de ellas, “Rembrandt y el Mauritshuis” -del 31 de enero al 15 de septiembre  2019-, exhibirá por primera vez en su historia, toda la colección de "Rembrandts" del museo en una sola exposición, y la segunda -en otoño- estará dedicada a Nicolaes Maes, uno de los alumnos de Rembrandt con más talento.

En la primera muestra mencionada, el visitante tendrá la oportunidad de observar, por primera vez juntas, las 18 obras del artista que el museo adquirió en su momento con atribución a Rembrandt. Once de ellas siguen manteniendo la autoría y son verdaderas obras maestras, como la archiconocida ‘Lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp’, `Saul y David’ y el último autorretrato del maestro en 1669. La muestra también incluye las cinco obras que no han mantenido la autoría de Rembrandt y dos obras que todavía están en interrogante, y que raramente se exhiben.

Todas estas pinturas reunidas para la exposición ‘Rembrandt y el Mauritshuis’ vendrán a mostrar cómo la percepción sobre Rembrandt ha cambiado continuamente a lo largo del tiempo. Si en el siglo XVIII sus obras volvieron a ser populares entre los coleccionistas, en el XIX fue gradualmente aceptado como un héroe nacional, un precursor del impresionismo; lo que llevó también a un renovado aprecio por su trabajo tardío, que se caracteriza por pinceladas amplias. En el siglo XX, los expertos comenzaron a establecer qué obras podrían o no deberían atribuirse a Rembrandt y, hoy en día, dependemos cada vez más de recursos tecnológicos avanzados, no solo para responder a la pregunta “¿Es un Rembrandt real?”, sino también para descubrir más sobre las ingeniosas técnicas de pintura del maestro.

Por su parte, la exposición sobre Nicolaes Maes (aún sin título definitivo) se antoja como la primera muestra retrospectiva de este pintor nacido en Dordrecht. Maes comenzó su carrera realizando representaciones bíblicas, que muestran claramente la influencia de su maestro. En los años siguientes, pintó escenas domésticas íntimas, que generalmente se centraban en mujeres dedicadas a las tareas del hogar.

A partir de la década de 1660, Maes desarrolló un elegante estilo de retrato, muy popular entre sus clientes de Dordrecht y Ámsterdam. Con más de 30 pinturas, la exposición promete recorrer todos los aspectos de la variada obra de este alumno aventajado de Rembrandt.

Para toda la familia

Asimismo, gracias al Mauritshuis, durante las vacaciones de verano de 2019, las familias con niños de entre 3 y 11 años tendrán la oportunidad de profundizar en la obra y figura de Rembrandt. El museo ofrecerá una actividad interactiva repleta de juegos, tareas y videos para acercar a los visitantes de todas las edades al artista y sus pinturas, de una forma lúdica. Además, un Taller de Arte completará el programa anual dedicado al maestro.