La Edad de Oro holandesa

La Edad de Oro holandesa fue un período de gran riqueza para la República de Holanda. Al amparo del éxito de la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales (VOC) floreció también el comercio internacional, y las ciudades donde la VOC tenía sus despachos se convirtieron en las más ricas de Holanda. Este éxito, combinado con la relativa tolerancia de la región, atrajo a inmigrantes y refugiados e impulsó el crecimiento de los puertos y ciudades más importantes de Holanda. También florecieron las artes y las ciencias, como demuestran los famosos cuadros de los Grandes Maestros holandeses Rembrandt, Hals, Vermeer y Steen. Ya han pasado más de cuatro siglos, pero la dinámica historia de esta Edad de Oro sigue presente en estas ciudades holandesas. Contempla las obras de arte de sus grandes museos, visita sus mansiones y monumentos, pasea por los pintorescos canales y admira los puertos bordeados aún por gabletes escalonados y magníficos almacenes.

La Edad de Oro holandesa

Rastrea la Edad de Oro en un viaje por los destinos que moldearon Holanda (y el mundo) a lo largo del siglo XVII. La nueva riqueza del país y una actitud más abierta hacia la libertad religiosa y de pensamiento convirtieron Holanda en un puerto seguro para inmigrantes europeos, refugiados de Flandes y los que huían de la persecución en España y Portugal. Este aumento de la población reforzó la posición de Holanda como líder mundial y contribuyó a varios de los mayores logros en las artes y las ciencias. Los viajes de los mercaderes a continentes para ellos desconocidos forjaron la primera compañía multinacional, la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales, y los seis puertos holandeses donde estaban sus despachos florecieron a lo largo de toda esta era.

Explora la historia de la Edad de Oro en Holanda

Descubre Dordrecht, una ciudad en auge ya antes de la Edad de Oro, y que jugó un papel esencial en la formación de la República Holandesa. Reúnete con Frans Hals en Haarlem, además de otros artistas inmigrantes que cambiaron el curso de la Historia del Arte. Viaja a la Edad de Oro en Leiden, donde el apetito de la ciudad por la innovación influyó en la primera etapa artística de Rembrandt van Rijn. Rembrandt y otros Grandes Maestros holandeses de la Edad de Oro siguen ocupando un lugar prominente en la Historia del Arte a través de los siglos.

Descubre la próspera historia de Holanda

Descubre por qué Rembrandt y sus contemporáneos en Ámsterdam deben tanto de su éxito a los ricos mercaderes que disponían de los medios para llenar sus casas de arte y encargar obras importantes, y revive hoy la Edad de Oro en los principales museos de Ámsterdam. La riqueza derivada del comercio se extendió a Middelburg, una importante base de la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales, conocida por la ornamentada arquitectura de la Edad de Oro que aún conserva. Descubre por qué florecieron también Hoorn y Enkhuizen durante esta era, transformándose, de pueblecitos pescadores, en florecientes centros comerciales donde ganarse la vida era más fácil y los forasteros eran bienvenidos. Las mercancías que llegaban de Asia y África cautivaron el mercado europeo, como la emblemática cerámica azul y blanca que se reprodujo, con famosos resultados, en la Delft de la Edad de Oro. Estos desarrollos fueron alentados por regidores progresistas que implementaron políticas en La Haya, el nuevo centro de poder en la Edad de Oro de Holanda. Pasea por sus amplias avenidas y descubre en sus museos obras maestras como «La joven de la perla» de Vermeer.