Recorrido por los patios escondidos de Leiden

15 Abr 2019

En la ciudad natal de Rembrandt, hay 35 patios interiores, pequeños rincones paradisíacos donde reina el silencio, lejos del bullicio de la ciudad.

Los “hofjes” o patios interiores de Leiden se crearon entre los siglos XIII y XIX, y fueron construidos por ciudadanos acomodados que querían ayudar a los más desfavorecidos, y por eso suelen llevar su nombre.

Las personas necesitadas podían alojarse sin pagar, y además recibían artículos de primera necesidad como pan, carne, ropa y zapatos. A cambio, no tenían que hacer nada más que comportarse adecuadamente y mostrar su gratitud. Gracias a este tipo de "pacto social", la vida en estos patios fue particularmente tranquila y ordenada. Un portero se encargaba de abrir y cerrar la puerta de entrada en ciertos momentos del día, para que nadie pudiera pasar fuera de los horarios permitidos.

Los patios fueron construidos en pequeños terrenos vacíos entre las diferentes casas edificadas de la ciudad creando jardines interiores espontáneos y muy diferentes a las construcciones geométricas más preciosas y ordenadas que se construyeron a partir del siglo XVII.

La ciudad ha creado una ruta con un mapa para descubrir estos rincones ocultos. La ruta pasa por el centro de Leiden, que en poco más de media hora cruza de norte a sur y de este a oeste. El visitante puede decidir libremente cuál de los 35 patios visitar.

Más información:

www.holland.com/es/turista/destinos/mas-ciudades/leiden/los-hofjes-de-leiden.htm