Foto: © Marketing Drenthe
Drenthe

Las Colonias de Beneficencia

Las Colonias de Beneficencia ofrecen una perspectiva fascinante de la reforma social holandesa. Estos lugares, repartidos por los Países Bajos y Bélgica, representan un experimento del siglo XIX para aliviar la pobreza. Proporcionaron un medio para que los habitantes de las ciudades con bajos ingresos pudieran trasladarse a zonas remotas del país para trabajar en el campo. Además, al ser las primeras colonias agrícolas del mundo, las más grandes y las que llevan más tiempo funcionando, para hacer frente a la pobreza, poseen un importante significado cultural. En julio de 2021, cinco de las colonias obtuvieron el estatus de Patrimonio Mundial de la UNESCO. Visita los pueblos históricos, sumérgete en su historia y conoce su impacto en la sociedad holandesa.

  • Sigue los pasos de los antiguos residentes de la colonia
  • Visita los museos y únete a las visitas para descubrir su importancia histórica
  • Conoce los innovadores enfoques de los Países Bajos en materia social
Dirección:
Oude Gracht 1
9341AA Veenhuizen
Consulta el Sitio web Mostrar lugar en Google Maps

Una idea ambiciosa para atender a los pobres

Johannes van den Bosch fundó la Sociedad de Beneficencia en 1818 para ofrecer a los pobres una mejor forma de vida en el Reino de los Países Bajos (que en aquella época incluía a Bélgica). El rey Guillermo I apoyó su iniciativa y se construyeron siete colonias: Frederiksoord, Wilhelminaoord y Veenhuizen en la provincia de Drenthe, Ommerschans y Willemsoord en la provincia de Overijssel y Wortel y Merksplas en Bélgica. En su momento de máxima ocupación, a mediados del siglo XIX, más de 11.000 personas vivían en estas colonias en los Países Bajos.

La idea utópica de acabar con la pobreza nacional estaba en consonancia con el pensamiento de la Ilustración, todavía popular en Europa en aquella época. A primera vista, era una solución con la que todos salían ganando. Las comunidades con dificultades disfrutarían de una vida mejor y las tierras no utilizadas se transformarían en zonas agrícolas rentables. El Estado proporcionaría vivienda, empleo y educación a cambio de trabajo.

Las colonias sin libertad y el declive económico

En teoría, los trabajadores vivían en las colonias de manera voluntaria y podían volver a las ciudades si así lo decidían. Sin embargo, se establecieron "colonias sin libertad" cuando el retorno de la inversión era más lento de lo previsto. Los cultivos fracasaron en las tierras de labranza no fértiles y los residentes tuvieron dificultades para volver a sus antiguos hogares debido al estigma social. Con el propósito de generar ingresos adicionales, la Sociedad de Beneficencia estableció contactos con el Estado para acoger a los huérfanos y luego a los mendigos y vagabundos, que en aquella época se consideraban delincuentes. Las colonias sin libertad de Veenhuizen, Ommerschans y Merksplas eran asilos a gran escala, donde se hacinaban hasta 2.000 personas. Los residentes fueron empleados a la fuerza para trabajar la tierra bajo estricta supervisión.

Después de varias manifestaciones, de que Bélgica se independizara de los Países Bajos en 1830 y tras muchas intervenciones estatales, las colonias holandesas sin libertad se convirtieron en instituciones reales en 1859. Las colonias libres expandieron su actividad hacia el trabajo forestal y desarrollaron la educación hortícola y agrícola.

Visitar las colonias hoy

Las colonias siguen siendo una parte importante de la historia holandesa y visitarlas es una experiencia que invita a la reflexión. En Frederiksoord, la primera colonia establecida en 1818, puedes visitar el inmersivo Museo De Proefkolonie que está dedicado a la vida en la zona. También puedes tomar el Kolonie Express para explorar las calles, las escuelas y los jardines mientras viajas en vehículos eléctricos.

En Wilhelminaoord, las granjas originales acabaron dando paso a grandes granjas modernas y se establecieron las primeras residencias de ancianos. De hecho, la colonia de Willemsoord se asemejó rápidamente a un típico pueblo holandés tras su venta en 1923. Sin embargo, la experiencia de realidad virtual y la visita audioguiada de Johannes van den Bosch que ofrece Eetcafe de Steen reviven su historia. También hay un cementerio judío y muchas rutas de ciclismo y senderismo.

Conoce la vida en la colonia sin libertad de Veenhuizen donde se conservan 124 monumentos nacionales. El Museo Nacional de la Prisión de Veenhuizen ofrece una perspectiva profunda sobre el crimen y la justicia, mientras que el Brouwerij Maallust Veenhuizen es uno de los antiguos molinos de la colonia, ahora convertido en cervecería. Observa las antiguas casas del personal decoradas con inscripciones motivadoras, Arbeid is Zegen (El trabajo es una bendición), Werken is Leven (El trabajo es la vida) y Werk en Bid (Trabajar y rezar). Retrocede en el tiempo con la visita autoguiada "Het Pauper Paradise" y busca una representación del musical "Het Pauper Paradise", que volverá en 2022.

Profundiza en la experiencia en Ommerschans, la primera de las colonias sin libertad en la que se demolió el asilo original. Recorre las "Antiguas huellas de Ommerschans donde el paisaje abierto contrasta con la zona agrícola vallada, y visita el cementerio de los antiguos habitantes que fueron enterrados de forma anónima.

Debido a su remota ubicación, las colonias suelen estar rodeadas de tranquilas reservas naturales y Parques Nacionales, así que no pierdas la oportunidad de explorar estos exuberantes paisajes.

La importancia de las colonias en la actualidad

El desarrollo de las colonias influyó enormemente en las políticas modernas de bienestar social de los Países Bajos, incluyendo ideas como la escolarización obligatoria, las residencias de ancianos e incluso el seguro de enfermedad. Hay mucho que aprender de las Colonias de Beneficencia y de su intención de hacer la sociedad más equitativa. Muchos holandeses tienen estrechos vínculos con las colonias: se calcula que hasta uno de cada 16 ciudadanos holandeses tiene antepasados que vivieron y trabajaron en ellas.

¿Te ha parecido interesante? Descubre más

}"> }">